15 curiosidades de Piratas del Caribe 5, estreno 26 de mayo

0
2911
Piratas del Caribe: La venganza de Salazar
  1. Piratas del Caribe: La venganza de SalazarBrenton Thwaites (Henry en Piratas del Caribe 5: La Venganza de Salazar) era fan de la saga desde pequeño cuando iba al colegio en Queensland, Australia. Así que se emocionó mucho al descubrir que no solo era el joven protagonista de la película, sino que además casi todo el rodaje sería en… ¡Queensland, Australia!
  2. Al igual que en las cuatro películas anteriores de Piratas del Caribe, el rodaje en Australia tuvo que hacer frente a las lluvias más torrenciales en 61 años por culpa de un ciclón llamado Marcia.
  3. Piratas del Caribe: La venganza de SalazarAunque parezca extraño, Joachim Rønning y Espen Sandberg no son los primeros noruegos que dirigen una película de piratas para Disney. En 1991, el estudio estrenó otra historia similar proveniente de ese país titulada Náufragos, dirigida por Nils Gaup.
  4. Cada tienda del set de Piratas del Caribe tenía algunos productos expuestos en el exterior, ya fueran pulpos y calamares secos (que eran de verdad y que apestaron durante todo el rodaje…), redes, cestas, artículos de alfarería y alimentos.
  5. La diseñadora de vestuario Penny Rose y su equipo convirtieron el plató de 1.858 m2 en un almacén lleno de 2.000 trajes, sombreros, zapatos y accesorios, todo perfectamente clasificado por nombres de personajes, tipos, géneros y siglos.
  6. Piratas del Caribe: La venganza de SalazarPara envejecer de forma adecuada el vestuario, Rose usó diversas técnicas innovadoras, como por ejemplo introducir las prendas en una mezcladora de cemento repleta de guijarros, utilizar ralladores de queso para gastarlos e, incluso, llegaron a aplicar sopletes a los materiales.
  7. El denominado “escenario de los barcos”, en Queensland, acogió once navíos que se construyeron en bases móviles informatizadas. Algunos curiosos pudieron vislumbrar uno o dos mástiles sobresaliendo de 100 containers apilados unos encima de otros como ladrillos.
  8. Piratas del Caribe: La venganza de SalazarEl barco de Salazar, construido por el diseñador de producción Nigel Phelps, representa un castillo español flotante, con sus torres y una fortaleza en su parte posterior. A babor, unas cabezas doradas de diablos con dos cuernos engalanan las troneras. En la cubierta, grandes barriles de madera que no almacenan agua o vino para la tripulación, sino que sirven de aterradora prisión, y los cañones llevan el Sello Real español y están decorados con dos delfines cada uno, un motivo habitual en los cañones franceses y españoles del siglo XVIII.
  9. Debido al complicado maquillaje del Capitán Salazar, Javier Bardem tuvo que sufrir todos los días dos o tres horas en la silla de maquillaje. Pero cuando Golshifteh Farahani se transformaba en la bruja del mar Shansa, se necesitaban entre cuatro y cinco horas de maquillaje.
  10. Piratas del Caribe: La venganza de SalazarEl cabrestante -mecanismo que levanta objetos pesados como el ancla del barco- de la Perla Negra es el mismo de las versiones anteriores del navío de la primera, segunda y tercera películas, un auténtico superviviente.
  11. El actor español Juan Carlos Vellido es el único intérprete que ha representado a dos personajes diferentes en dos películas de Piratas del Caribe. Fue un capitán de navío español en En mareas misteriosas y en La venganza de Salazar encarna a Lesaro, el leal teniente de Salazar.
  12. La botella de ron Hero del Capitán Jack Sparrow es una pieza auténtica inglesa del siglo XVIII. Además, una señora de 70 años de Brisbane -una de las últimas artesanas de este material en todo el mundo- realizó a mano varias sombrillas de la película.
  13. Piratas del Caribe: La venganza de SalazarEl traje de la bruja del mar Shansa necesitó para su elaboración 15 horas diarias durante una semana y el trabajo de 42 personas.
  14. Peter Swords, diseñador jefe del departamento de peluquería, creó más de 1.000 pelucas para la película, y en los días más especiales se ocupaba de 700 extras y 30 actores principales, con la ayuda de un equipo de 22 personas y otras 70 en una enorme carpa.
  15. Durante el rodaje en Whitehaven Beach, en las Islas Whitsunday, las extrañas condiciones meteorológicas obligaron a los actores y al equipo a un desembarco desde las lanchas como si se tratara de una invasión militar: todos avanzaron con el agua hasta la cintura, el pecho o la cabeza, y vestidos con ropa de calle…