Regreso al futuro

21 de octubre de 2015. Hasta aquí llegaron Doc y Marty McFly en Regreso al futuro 2 (1989), una película, segunda de una trilogía, que hizo un montón de dinero a finales del siglo pasado… Y en el presente, hace cuatro años, la máquina del tiempo más famosa de la historia, el Delorean del alocado Doc, se vendió mediante subasta por 413.000 euros. Concretamente fue el modelo en que Marty McFly viajó en el tiempo desde 1955 hasta 1885, a la época del salvaje oeste (Regreso al futuro 3).

Con la saga de Regreso al futuro, probable­mente nunca se ha reconstruido tanto un género en tan poco tiempo. Con el referente claro de los 60 de Stanley Kubrick, el grupo formado por George Lucas, Steven Spiel­berg, Joe Dante, Robert Zemeckis, Ridley Scott, James Cameron o Stephen Lisberger dieron un vuelco al uso artístico de los efectos especiales en el cine. Películas como Tron, Terminator, E.T. o Alien revolucionaron un género maltrecho en los 70 echando imaginación y utilizando una tecnología por ordenador pionera pero que hoy resultaría insultantemente arcaica. Es interesante celebrar este tipo de aniversarios para volver a las señas de identidad que hicieron de la ciencia ficción un género taquillero y alabado por la crítica.

- Anuncio -

Los contenidos extras del triple dvd que se editó en el 25 aniversario cuentan con más de dos horas de explicación del fenómeno Regreso al futuro. Fue Spiel­berg el que dió el empuje necesario para comenzar el rodaje de un guión escrito por su amigo Zemeckis y el futuro escritor de cómics Bob Gale en los inicios de los 80. El guión gustaba, pero Zemeckis no daba garantías para maniobrar con un presupuesto tan poderoso (su primera película, Frenos rotos, coches locos, había sido un fracaso en taquilla), y Spielberg estaba deprimido tras su reciente divorcio y saturado de trabajo. Resultó vital que Zemeckis triunfase en 1984 con el dueto DouglasTurner en la película de aventuras Tras el corazón verde. Faltaba el actor y el favorito era Michael J. Fox, que ya estaba arrasando en televisión. Finalmente, el actor cedió y trabajó 18 horas diarias durante meses para combinar esos trabajos.

Como  explican Zemeckis, Gale y el compositor Alan Silvestri, la clave del éxito de Regreso al futuro fue aportar cosas nuevas a los ochenta. Tratándose de una película sobre adolescentes, lo convencional hubiese sido acudir a los tópicos del cine que acababa de descubrir que los niños no vienen de París. Pero Zemeckis no imitó el tono de Porkys o Desmadre a la americana (ya lo haría Judd Apatow 20 años después con Supersalidos o Lío embarazoso, al parecer comedias de lo más sublimes y renovadoras hace unos años a pesar de que ahora no haya nadie que se atreva a defenderlas con tanta genuflexión). Por el contrario, trasladó la acción a los 60, a la inocencia de entonces, dando un toque de amplitud emocional muy bien conseguido por la vibrante orquesta dirigida por Silvestri.

Claudio Sánchez

País: EE.UU., 1985/1989/1990 Dirección: Robert Zemeckis Guión: R. Zemeckis, Bob Gale Fotografía: Dean Cundey Música: Alan Silvestri Intérpretes: Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson, Crispin Glover, Claudia Wells, Elisabeth Sue Distribuidora: Universal  111 m./104 m./113 m.