La Bella y la Bestia de Jean Coucteau: Genial lectura de un gran director

· La Bella y la Bestia de Jean Coucteau |Jean Marais, uno de los actores más importantes del cine francés, fue la Bestia, con una voz y un lenguaje corporal verdaderamente cautiva­do­res.

Genial lectura del gran Jean Coucteau (1889-1963) del célebre cuento La Bella y la Bestia, en la versión de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont que fue publica­da en 1756. La historia, que por des­gracia muchos solo conocen en la ver­sión de Disney, tiene una riqueza muy grande que el gran artista francés su­po extraer a la superficie en una película que cautiva por su originalidad, re­sultado de una asombrosa mezcla de mo­dernidad y tradición.

Jean Marais (1913-1998), uno de los actores más importantes del cine francés, fue la Bestia, con una voz y un lenguaje corporal verdaderamente cautiva­do­res. Marais pone todo su arte al ser­vicio de un personaje atormentado que se enamora perdidamente de una jo­ven que sabe mirar en su interior. Por su parte, Josette Day (1914-1978) compone a una Be­lla absolutamente creíble en su abnegación, un corazón noble que como di­ría el poeta «no se cansa de disparar».

La música excelente de Georges Auriac se entrelaza con las voces seductoras y pausadas de los protagonistas. La puesta en escena, el vestuario y la ex­quisita fotografía de Henry Alekan (El cielo sobre Berlín, Austerlitz, Topka­pi, Vacaciones en Roma) hacen el resto pa­ra cuajar una obra exquisita que no acu­sa el paso del tiempo.