Inicio Noticias Entrevistas Constantino Martínez-Orts, director de la Film Symphony Orchestra

Constantino Martínez-Orts, director de la Film Symphony Orchestra

La Film Symphony Orchestra ha comenzado en Madrid su gira de conciertos por España. Sofía López habló con su director y fundador.

Mientras, los fans de la FSO -disfrazados de personajes de películas muy populares- se preparaban para rodar un divertido videoclip del evento, Sofía López conversó con Constantino Martínez-Orts, director y fundador de la Film Symphony Orchestra

En el Conservatorio de Valencia te graduaste con muy buenas notas en Dirección (Premio extraordinario fin de carrera) Piano, Composición y Teoría de la Música… ¿Cómo conectaste con el cine?

Por una pasión.  Yo soy músico, pero el cine ha sido siempre una de mis pasiones. Y encontré en la música de cine el modo de satisfacer esas inquietudes. En Londres hice un máster de composición de música para cine. Me lo paso fenomenal.

¿Componer o dirigir, qué te gusta más?

Me gusta componer, pero no tanto como dirigir. Lo paso muy mal componiendo. Requiere mucha concentración. Siempre que compongo digo que envejezco. Yo soy pianista de trayectoria. Y éste es un trabajo muy solitario. Igual que es solitario componer. A mí me gusta mucho estar con gente. Y cuando empecé a dirigir me di cuenta de que así realmente tenía un espacio de trabajo común, para compartir y hacer música en grupo, y eso es muy bonito. Interpretar es bonito y, sobre todo, hacerlo en equipo. Es todo un acto de comunicación.

Hay quien piensa que la música de cine es la hermana tonta de la música. ¿Por qué te has embarcado en este proyecto de música de cine?

Como todo, hay música buena y música mala. Grandes compositores de cine y música mala de concierto. Yo me siento un defensor de la música de cine y lo que queremos con este proyecto es tratar a la música de cine con toda la dignidad que se merece.

Patrick Doyle y Kenneth Brannagh se propusieron acercar la obra de Shakespeare al gran público a través de la música.  En tu caso parece algo análogo. Acercar  a la gente a la música sinfónica a través de estos espectáculos.

Has dado en el clavo. Por una parte, tengo una faceta artística y, por otra parte, tengo una vena docente. Me da mucha rabia que allá por donde voy parece que la música clásica es música de culto. Pero la música clásica es universal, para disfrutar. Y no hace falta saber. Cada uno debe disfrutar con la que le guste: el jazz, el pop, la música de cine.

¿En qué consiste vuestro proyecto?

Queremos acercar la música sinfónica, la orquesta, al público. Y mostrar que no hace falta ser un gran entendido para disfrutarla. Para eso, en nuestros programas tocamos lo que nos parece lo mejor de la  música del cine clásico, pero también el contemporáneo y nos acordamos de las series de TV. Intento hacer una selección de lo mejor, de modo equilibrado.

¿La pantalla es una limitación expresiva para la música?

La música de cine es, por definición, música para la imagen. Y sabemos lo que es la música incidental y lo que afecta a la intención de las secuencias, pues se trata muchas veces de apoyar el contenido dramático. Pero además, hay partituras tan buenas, hay compositores que han hecho cosas tan alucinantes, que se han metido totalmente en la psicología de los personajes, y que luego en concierto son hermosísimas. Yo digo siempre que una película sin música se queda coja, pero una banda sonora no necesita de esa imagen para poder llegar al corazón y ponerte los pelos de punta. Y aquí está la clave: el poder de la música. Por sí sola es arte y es emoción y es pasión.

¿Cuál es la idea del próximo concierto en Las Ventas?

En este concierto vamos a hacer algo diferente a lo que hacemos habitualmente. Vamos a hacer un concierto con un circuito cerrado de cámaras, con imágenes de las películas, para crear más un espectáculo que un concierto al uso. Es una experiencia nueva. Con cada tema o cada suite que toquemos va a haber una selección de imágenes que se combinarán con planos cortos de imágenes de la orquesta, para acercar las partituras al que las está escuchando. Que le lleve a la película pero que también le lleve a esa flauta que está oyendo.

¿Hacéis adaptaciones de los temas musicales o los tocáis tal cual?

Hacemos los temas tal cual están. Como compositor, como director y, sobre todo como intérprete, quiero respetar esa partitura creada en un momento dado por su compositor.

¿Qué autores pensáis interpretar?

En las dos últimas ediciones hemos incidido mucho en la música de John Williams, padre del sinfonismo cinematográfico de la segunda mitad de siglo. Antes hubo otros grandes, como Herrmann, Steinero Korngold.

Este año hacemos mucho menos de John Williams. Queremos interpretar un abanico más amplio y heterogéneo de todo el espectro cinematográfico, de compositores y estilos. Queremos abarcar toda la historia del cine: desde lo más antiguo (Steiner, Korngold, Maurice Jarre y su Laurence de Arabia) hasta lo actual con Harry Potter y Piratas del Caribe. Pasando por Regreso al futuro y Braveheart, de los 90,  o El último mohicano…También tocaremos Juego de tronos… intentando recorrer toda la historia. Aunque se quedan muchas cosas en el tintero, claro. Por ejemplo, este año no tocamos nada de Bernard Herrmann. Yo tengo ganas de hacer un monográfico sobre Herrmann: con Hitchcockcon todos los demás. Y es que hay tanta música y tan buena…

¿Te parece que la música de cine está estancada?

No, qué va. Puede parecer que la música de cine siempre suena lo mismo y está estancada. Pero de repente Horner sale con la partitura de Avatar donde aparecen nuevas líneas que mezclan tecnología con sinfonismo, o Hans Zimmer, que de repente aparece con Sherlock Holmes y se te va a Rumanía a grabar músicos rumanos y gitanos… Me gusta mucho todo este eclecticismo que permite el cine y que creo que es mágico. Y opino que está dando una gran lección a la creación musical contemporánea. Con todo, el cine es una industria y hay también música cinematográfica industrial, con copia de la copia de la copia, pero también observo que hay muchas voces nuevas que están apostando por líneas de trabajo muy nuevas.

¿Vuestra orquesta, cómo se organiza?

Nosotros funcionamos por giras. Funcionamos por proyectos. No somos como una orquesta pública, como la Sinfónica de Madrid o la Orquesta Nacional, que tienen programación todas las semanas. Lo nuestro es una iniciativa privada. No tenemos subvenciones del estado, de momento. Por eso, funcionamos por proyectos. Cara a un futuro, nos estamos planteando hacer un casting para tener una orquesta fija, según vaya evolucionando el proyecto. Por ahora, vamos dando pasitos, poco a poco más grandes.

Creo que la cosa está funcionando porque nos estamos preocupando de que el producto sea bueno, artísticamente bueno. Y es que nuestro grupo de fans es muy estricto y distingue temas, versiones, etc. de las películas. Y nos exigen mucho.

- Advertisement -
Avatar
Sofía López
Profesora universitaria de Cine Español y Estética Musical. Directora Grado Comunicación en Centro Universitario Villanueva

Las críticas más vistas

Nannerl, la hermana de Mozart

Nannerl, la hermana de Mozart

0
Nannerl, la hermana de Mozart: Más allá de Wolfgang Hermosa cinta que elabora con delicadeza la familia Féret, en un singular ejercicio de cine “doméstico”. Si...