El Señor de los Anillos: del libro a la pantalla

0
1133

· A partir de ahora, quien abor­de la obra de Tolkien y las películas de Jack­son ten­drá que estudiar y ci­tar este excelente trabajo.

Los seis profesores universitarios que firman este volumen han conseguido algo infrecuente en España, al me­nos en el ám­bito cinematográfico. A partir de ahora, quien abor­de la obra de Tolkien y las películas de Jack­son ten­drá que estudiar y ci­tar este excelente trabajo. Ale­jandro Par­do (un experto en Pro­ducción de Cine, profesor en la Universidad de Na­varra y autor de referencia para la obra de Da­vid Puttnam) y Eduar­do Segura (filólogo e historiador, pro­fesor de Literatura Ingle­sa en la Universidad de Granada, el mayor experto es­pañol en la obra de Tolkien) son los edito­res.

Del libro al guión es el lógico comienzo. Aborda, por un la­do, las claves de El Señor de los Anillos como obra literaria y su designio mítico, en un luminoso capítulo firmado por Segura. Por otro lado, Marta Frago desgrana el cómo de la adaptación, que tiene un sensible y legítimo (ponga el que me lea el adjetivo que prefiera) grado de transformación para confor­mar el guión.

En el segundo libro (Del guión a la pantalla), Alejandro Par­do y Joseba Bonaut descienden a los detalles de la producción, a las elecciones de Jackson en una película indepen­dien­te (un dato trascendental, que no debe olvidarse) de un ele­vado presupuesto, que supone un hito en la historia del ci­ne por la original y nunca más usada manera de rodar tres lar­gometrajes. En el capítulo cuarto, ambos autores juzgan la va­lía fílmica del metraje.

El tercer libro de la obra –Del libro al fenómeno– se consagra a la recepción de la trilogía en el público y la crítica. Sánchez-Aranda y Grandío recorren minuciosamente los detalles. Por último, Pardo y Bonaut se ocupan de la explotación de la franquicia, que contiene singulares estrategias.

Los autores escriben a la inglesa. Algo infrecuente en los aca­démicos españoles. Aman el objeto de su estudio pero sa­ben distanciarse. Sus textos satisfacen por igual a expertos (hay rigor y 100 páginas de notas y anexos) y a los aficionados (hay amenidad y ganas de gustar). También quedarán satisfechos los curiosos. Incluso los que no tienen de­masiado apre­cio por el trabajo de Jackson. Tom Shippey -uno de los gran­des estudiosos de Tolkien– aporta un suculen­to prólogo.

Este libro, para los que escribimos sobre cine, es más que un buen libro, es un modelo para aprender a cohesionar una obra colectiva.

Alberto Fijo

Alejandro Pardo, Eduardo Segura (Eds.). Portal Editions. Vitoria, 2012. 700 páginas. 23,99 €

No hay comentarios