Guía de Mad Men. Reyes de la Avenida Madison

0
562

“¿Qué es la felicidad? La felicidad es el olor de un coche nuevo. Es estar libre de miedos. Es una valla en el lado de la carre­te­ra que chilla el consuelo de lo que sea que estés haciendo está bien”. Esta frase de Don Draper, protagonista de la serie, es un ejem­plo del tono de Mad Men que tanta influencia ha tenido en el cine y la televisión desde su estreno el 19 de julio de 2007. Nun­ca ha tenido el éxito de Perdidos o Prison Break, pero sí la eti­queta de serie para “otro tipo de televidentes”. Como dice uno de los autores del libro, Mad Men es, junto con otras series de culto, un producto que marca un estilo: el de aquellos que, no gustándoles la televisión, han encontrado un pretexto para ver­la. La serie gusta por la misma razón por la que gustan los anun­cios de Volkswagen, porque están hechos por gente que, aun­que no hace publicidad, cree saber de publicidad.

Esta guía es un estudio a fondo de las dos primeras tempora­das de la serie (en total hay 4 de 13 capítulos cada una), escri­to en mayor medida por Jesse Mclean, crítico de cine y televisión en Pop Matters. Su trabajo consiste en recoger las biografías de los protagonistas, todos ellos actores desconocidos hasta Mad Men, y hacer un análisis pormenorizado de los veinteséis primeros capítulos de la serie.

Mclean exprime el limón de cada capítulo haciendo referencias a la sociedad de la época, la frase o el diálogo que define la filosofía de Mad Men en ese episodio, los lugares de Man­ha­ttan que aparecen, un cóctel destacado y la campaña publicita­ria que sirve de argumento central.

En cada una de estas radiografías se aprecia el enorme esfuer­zo de documentación de la serie, que cuida al milímetro ca­da detalle. Esto hace que Mad Men requiera esta revisión pausa­da, ya que casi todo lo que ocurre está sugerido por la forma de llevar la americana, el peinado que uno lleva, la forma de beber­se el whisky en un momento de tensión dramática… En un pri­mer visionado es difícil percibir todos esos detalles que requie­ren haber visto mucho cine clásico (no es casualidad que AMC, la cadena que compró la serie, sea un canal de cine en blan­co y negro), conocer a fondo la publicidad, moda y formas so­ciales del Manhattan de los años 60.

Junto al estudio de Mclean, el libro cuenta con una presenta­ción y diversos apéndices de profesores universitarios que ana­lizan la serie en su conjunto. Todos ellos coinciden en seña­lar­la co­mo una serie referencial y un collage complejo que defi­ne con exac­titud el hombre contemporáneo y occidental, quien teniéndo­lo todo es profundamente infeliz. Que la serie tra­te sobre una em­presa de publicidad no es una casualidad. Los protagonistas de Mad Men son especialistas en vender un pro­ducto haciendo creer que es perfecto, aun sabiendo que no lo es. Tampoco es aleatorio el título del primer capítulo (El hu­mo ciega tus ojos), que define una serie en la que todos fuman, be­ben y disimulan que todo va bien mientras su imagen empie­za a ser cada vez más borrosa.

El libro es un acercamiento ameno y reflexivo de la serie, que gus­tará tanto a los expertos en televisión y cine como a aquellos que no lo son, pero que siguen la serie con la sensación de que no llegan a degustar la complejidad de este selecto licor.

Claudio Sánchez

Jesse Mclean y otros autores. Editorial Capitán Swing. Madrid, 2010. 421 páginas.

No hay comentarios