Inicio Películas 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi

13 horas: Los soldados secretos de Bengasi

Michael Bay consigue su mejor trabajo con esta narración fiel del asalto al consulado americano en la ciudad libia de Bengasi en 2012

1139
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (1 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 2,00 sobre 5)
Cargando…
portada
13 horas: Los soldados secretos de Bengasi

· No es agradable lo que se ve, pero aquello pasó, co­mo han pasado cosas terribles en zonas de guerra. Y se cuenta relativamente bien.

Libia, hace cuatro años

Con Hillary Clinton como Secretaria de Estado, el 11 de septiembre de 2012 se produjo el asalto del con­sulado norteamericano en Bengasi (Libia). Michael Bay cuenta lo ocurrido en las 72 horas que rodean el ataque contra el lugar donde se encontraban el embajador y funcionarios civiles y militares del con­sulado.

El protagonismo lo asumen los seis miembros del equi­po de seguridad privado, contratado por un com­plejo secreto de la CIA cercano a la legación. Son esos célebres contratistas, el eufemismo que se usa pa­ra designar a los guardias contratados en zonas de gue­rra, que por lo general son antiguos militares de fuer­zas especiales.

Que Libia era un avispero antes y después del asesinato de Gadafi, con el acceso a los arsenales por par­te de las facciones libias que quieren hacerse con el poder, es cosa sabida. Bay no quiere hacer un thriller político (sería muy interesante), ni juzgar la estrategia norteamericana en Libia. Valorar la película se­gún ese patrón es legítimo pero poco razonable, por­que el citado patrón no existe. Bay cuenta la histo­ria del asalto tal y como se ve por las miras de las ar­mas y los aparatos de visión nocturna de los “con­tratistas”.

Las casi 2 horas y media de metraje de 13 horas: Los soldados secretos de Bengasi se dedican a narrar lo que acabamos de describir, siguiendo la novela de Mitchell Zuckoff guionizada por Chuck Ho­gan. No es agradable lo que se ve, pero aquello pasó, co­mo han pasado cosas terribles en zonas de guerra. Y se cuenta relativamente bien. La película sigue la es­tela de El único superviviente y de Black Hawk derribado. Es lo mejor que ha hecho Michael Bay, cosa no especialmente meritoria porque el resto es malo con ganas.

Reseña Panorama
w
Compartir
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor