Capitán Phillips

0
803

Brilla la excelente dirección de Greengrass en una buena película basada en un caso real (***½)

Dirección: Paul Greengrass Guion: Bill Ray Fotografía: Barry Ackroyd Montaje: Christopher Rouse Música: Henry Jackman Intérpretes: Tom Hanks, Barkhard Abdi, Catherine Keener, Max Martini, Chris Mulkey, Yul Vazquez, David Warshofsky, Corey Johnson Duración: 134 min.Distribuidora: Sony Público apropiado: +16 años

EE.UU., 2013. Estreno en España: 18/10/2013

Piratas

Cuando salí de ver esta larga película (dos horas y 14 minutos) un soniquete me resonaba por dentro: “¡qué buen director es Paul Greengrass! Pocos como él para contar historias semejantes”.

Han pasado bastantes días y sigo pensando lo mismo. El director es mejor que la película.

Los hechos que se cuentan en Capitán Phillips son perfectamente conocidos: en 2009, un barco mercante con bandera norteamericana es secuestrado por piratas somalíes en la costa de Yemen.

Bill Ray (me gustó su trabajo de escritura en El precio de la verdad) es el autor del guión, que adapta el libro que escribió el propio capitán del barco con ayuda de un periodista. La historia no empieza especialmente bien, pero una vez que el espectador embarca, un directorazo llamado Paul Greengrass te agarra del cuello y te lleva hasta el brillantísmo final de una manera asombrosa.

Greengrass logra una versosimilitud inquietante, haciendo uso de toda su experiencia como documentalista y como realizador de películas similares como Bloody Sunday y United 93 en las que ficciona la realidad de un modo muy poderoso. A la vez, cuando quiere ser espectacular recurre a esos “momentos Bourne” en que al espectador le saltan los pulsos asistiendo a unas transiciones bruscas entre la calma y la violencia.

El relato de la situación tiene un tempo sensacional, con una dirección de actores espectacular que arranca buenos registros de todos, desde una estrella como Hanks (su personaje está muy bien escrito) a los actores africanos muchos de ellos sin experiencia. Todo para lograr que el espectador adquiera la experiencia cinematográfica de unos hechos. Greengrass es sabio y saca partido al ancho de la pantalla y a la calidad del sonido. Bien por él.