Sábado, Agosto 19, 2017
Dunkerque

Dunkerque

Con una magnífica banda sonora de Hans Zimmer, Christopher Nolan rescata uno de los enigmas más británicos de la II Guerra Mundial

2008
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (4 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 3,25 sobre 5)
Cargando…
portada
Dunkerque

· Dunkerque es una película sencilla, de gran claridad expositiva, en la que Nolan aprovecha para mostrar angustia, miedo, heroísmo y cobardía.

Nolan en el campo de batalla

En 1940 el avance de las tropas alemanas resultó irresistible; el ejército británico se replegó en las playas de Dunkerque. Más de 30.000 hombres fueron rescatados gracias a la colaboración ciudadana: miles de pequeñas embarcaciones, tripuladas por viejos o muy jóvenes, cruzaron el canal y regresaron con su pequeño cargamento de soldados.

Dunkerque es un enigma y un símbolo, por una parte nunca se sabrá por qué los alemanes dejaron escapar a los británicos; por otra, el rescate realizado por los civiles fue una gesta digna de ser cantada, y es lo que hace Christopher Nolan: un poema épico para mayor gloria de los no combatientes que hacen lo que hay que hacer por sentido del deber.

Dunkerque
Kenneth Branagh es el Comandante Bolton en Dunkerque (2017)

Dunkerque es una película sencilla, de gran claridad expositiva, en la que Nolan aprovecha para mostrar angustia, miedo, heroísmo y cobardía. La exposición de los hechos es fácil, de una claridad meridiana; las imágenes son limpísimas. La estructura narrativa es atrevida: el montaje alternativo de escenas simultáneamente es llevado a límites insospechados, hay segundos que duran muchos minutos; días y noches que se entremezclan, se alargan o acortan según necesidad; y el enemigo invisible, en un momento dado, puede ser uno mismo.

Hay un brillante elenco de actores británicos, ninguno de ellos acapara la pantalla. Nolan solo se fija en alguno, de vez en cuando, cuando su peculiar aventura simboliza algún tema que quiera destacar. Pero concede a Mark Rylance, en su papel de británico medio que se hace a la mar por sentido del deber, en el rey de la pantalla; su papel no deja de recordar a los héroes de Nolan en El caballero oscuro.

Finalmente hay que decir que la banda sonora de Hans Zimmer es impresionante, es parte importante de esta cinta, no un bello adorno, sino un poema descriptivo de primer orden.

Compartir
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.

No hay comentarios