Jueves, Agosto 24, 2017
El precio de la fama

El precio de la fama

La poesía de Chaplin es glosada con donaire y sabiduría por el director de "De dioses y hombres"

856
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (3 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 2,67 sobre 5)
Cargando…
portada
El precio de la fama

· En El precio de la fama, dos rateros de poca monta roban el féretro con el cadáver de Charles Chaplin que hacía pocos meses había sido enterrado en Vevey, Suiza, donde vivía.

Beauvois glosa a Chaplin

El director de la magistral De dioses y hombres derrocha humanidad en el relato sobre un hecho acaecido en marzo de 1978.

Dos rateros de poca monta roban el féretro con el cadáver de Charles Chaplin (Luces de la ciudad) que hacía pocos meses había sido enterrado en Vevey, Suiza, donde vivía. Quieren pedir rescate a la familia.

Beauvois se acerca a la historia sin ternurismo ni sensiblería. Con ternura y sensibilidad, usa las herramientas de Chaplin para desenterrar una historia que supone la última aparición del maestro británico que ha hecho (y hace) reír y llorar y mejorar a tantas generaciones.

Ciertamente, El precio de la fama tiene algunos desajustes de ritmo y le sobran 15 minutos, pero hay un aliento humanista, hay tanto amor por la gente corriente y por el cine de Chaplin que te deja embobado y con la sonrisa puesta.

Mucho tiene que ver en el resultado la música arrebatada y chaplinesca de Michel Legrand (Los paraguas de Cherburgo) y las excelentes interpretaciones. Ambas rimadas con sabiduría, como si fuesen una glosa a la poesía inmarcesible de un genio irrepetible llamado Charles Chaplin.

Compartir
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual. Escritor

No hay comentarios