Kandahar

0
338

País: China Dirección y Guión: Mohsen Makhmalbaf Música: Mohamad Reza Darvishi Fotografía:
Ebrahim Ghafouri Intérpretes: Niloufar Pazira, Hassan Tantai, Sadou Teymouri

Crónica de una mujer afgana

Aveces, el cine es la voz de vidas que no tienen cabida en los medios de comunicación hasta que no estalla una guerra. Por eso, Mohsen Makhmal­baf siente la necesidad de con­vertirse en portavoz de quienes no tienen voz ni voto en su propia existencia. Ya en 1988, este cineasta iraní rodó el documental El ciclista, acerca de un exiliado afgano. Aho­ra, con Kanda­har, vuelve a un territorio conflictivo, a unos paisajes desolados por enfrentamientos que se remontan a cientos de años. Na­fas, la protagonista de este documento, narra desde la decepción y la esperanza la infelicidad de la población afgana, la injusticia del abuso de poder de rusos, talibanes y de cualquiera que pisotee a su prójimo.

El nombre de esta mujer que viaja desde Canadá a Kanda­har en busca de su hermana resume la historia de es­te pueblo. Nafas significa respirar, pe­ro co­mo dice Makh­mal­baf, “bajo cada burka hay un ser humano que se ahoga”. Esa es la denuncia de este documento de viaje. Es la lucha de este personaje, basado en la vida real de una afgana que quiso romper con la sumisión.

Por eso, los planos de composición impecable y el tratamiento precioso del color son telón de fondo de una historia que merece el cien por cien de la atención. Las can­ciones susurradas, las oraciones a gritos, las imágenes casi surrealistas y la voz de Nafas nos conducen a un final abierto pero aterrador. Aterra­dor por la falta de entendimiento, de confianza, de respeto; por el exceso de armas, de imposición, de impersonalidad.

A Makhamalbaf, y a cualquiera con un mínimo de sentido común, le deben chirriar los oídos al oír burradas como “daños colaterales”, eufemismo hipócrita de muertes sin sentido. Kandahar llama a las cosas por su nombre, haciéndonos llegar las dos caras de una cultura sin agua y sin respiración.

Paloma Romera de Landa

No hay comentarios