Miércoles, marzo 29, 2017
La gran muralla

La gran muralla

Ante la ausencia de guion, Zhang Yimou se centra en plasmar un producto entretenido lleno de luz, música, color y vistosos uniformes

878
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (3 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 2,33 sobre 5)
Loading...Loading...
portada
La gran muralla

· Los personajes, a pesar de la entrega de un excelente reparto, son planos; unos mercenarios que van a lo suyo, unos valerosos militares que se entregan por defender a la humanidad de los monstruos.

Solo espectáculo

Zhang Yimou cuenta dos historias. La primera, una leyenda acerca de la Gran Muralla: habría sido construida para contener a unos monstruos -los taotie- que cada seis décadas intentan destruir a los hombres; la Orden de los Sin Nombre defiende la Muralla y a la humanidad. La otra historia transcurre en el siglo XV, cuando unos aventureros, principalmente un inglés y un español, viajan a China con la intención de robar el secreto de la pólvora, y utilizarla como arma. Naturalmente acabarán luchando con los Sin Nombre contra los monstruos.

Zhang Yimou no necesita presentación, el director de Hero y Regreso a casa dirige esta gigantesca coproducción, el auténtico encuentro de Oriente y Occidente, y descubre que tiene unos medios apabullantes y un guion que no es tal: una extraña leyenda mágica que se une de cualquier manera con una anécdota inverosímil, pretexto para introducir actores occidentales en la historia, en particular Matt Damon. Los personajes, a pesar de la entrega de un excelente reparto, son planos; unos mercenarios que van a lo suyo, unos valerosos militares que se entregan por defender a la humanidad de los monstruos, y unos monstruos generados por ordenador.

A falta de guion, Yimou elabora un precioso espectáculo, juega con miles de figurantes ataviados con vistosos uniformes, juega con la música, la danza, con los colores… combina extraordinarios combates utilizando todo tipo de armas, hace todo lo que se puede imaginar por entretener, siempre con un exquisito gusto por la estética. Ha rodado un gran espectáculo circense, pero no una gran película.

Compartir
Historiador y filólogo. Escritor

No hay comentarios