Domingo, febrero 19, 2017
Manual de un tacaño

Manual de un tacaño

Dany Boon compone un personaje detestable y entrañable a la vez en una comedia que nos trae a la memoria al gran Louis de Funes

267
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (1 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 3,00 sobre 5)
Loading...Loading...
portada
Manual de un tacaño

· Boon dibuja un drama personal -complejos, novia e hija- que llega a interesar; además, algunas secuencias son verdaderamente graciosas.

La avaricia rompe el saco

El célebre actor cómico francés Dany Boon encarna a François Gautier, profesor en el conservatorio y primer violín de la orquesta local; Gautier aúna el virtuosismo musical con una tacañería enfermiza: no come por no gastar, no enciende la luz por no gastar, ve la tele… del vecino, con prismáticos; naturalmente vive solo y no tiene amigos, pero cuando empieza la historia se enamora, y no sabe qué hacer para no decepcionar a Valerie, nueva chelo de la orquesta; y luego aparece Laura, su desconocida hija, quien cree que su padre es un hombre generoso y viene decidida a ayudarle a gastar en buenas obras.

Dany Boon sigue los pasos de Louis de Funes, uno de los más célebres histriones galos, una de cuyas últimas películas fue El avaro; y caigo en la cuenta de que el tema de la avaricia es recurrente en las comedias francesas y el propio Christian Clavier también ha jugado esta baza. Manual de un tacaño es una comedia hecha a medida de Boon, quien compone uno de sus mejores personajes. Desgraciadamente el guion no está a la altura de tan singular esfuerzo: la película es simpática pero poco original, en realidad es un personaje con un único gag que repite una y otra vez, con mayor o menor fortuna.

Manual de un tacaño suple la falta de ideas a base de corazón; Boon compone un personaje que roza lo entrañable –de Funes y Clavier eran deliciosamente detestables- y su drama personal -complejos, novia e hija- llega a interesar; además, algunas secuencias son verdaderamente graciosas.

Cabe decir que Fred Cavayé, director con dos buenos thrillers en su haber (Cruzando el límite y Cuenta atrás), ya había hecho una nada lograda incursión en la comedia, y esta vez aprueba.

Compartir
Historiador y filólogo. Escritor

No hay comentarios