Domingo, abril 23, 2017
Un golpe con estilo

Un golpe con estilo

Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin demuestran su experiencia y buen hacer en esta comedia con crítica social de fondo

298
0
Compartir
¿Has visto esta película? ¡Puntúala!
1: Pésima2: Pasable3: Entretenida4: Muy buena5: Obra maestra (2 votos. PUNTUACIÓN de usuarios: 3,50 sobre 5)
Loading...Loading...
portada
Un golpe con estilo

· Pequeño entretenimiento de lujo, para lucimiento de un trío de lujo que lleva tiempo haciendo de geniales secundarios.

Complejo de Robin Hood

A sus casi ochenta años Joe, Al y Willie descubren que su fondo de jubilación se ha esfumado, que están al borde del desahucio, y todo por la mala o fraudulenta gestión del banco; peor aún, su falta de liquidez va a afectar además a sus familias. Joe, testigo de un atraco cuando está renegociando su hipoteca, propone a sus amigos atracar el banco para recuperar su dinero.

Hace casi cuarenta años Martin Brest rodó Going in Style, en la que los veteranos George Burns, Art Carney y Lee Strasberg decidían robar un banco para combatir el aburrimiento. La nueva versión la dirige Zach Braff (Ojalá estuviera aquí) y cuenta con Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin en los papeles protagonistas, y un guion nuevo cargado de crítica social: nadie va a simpatizar con el joven directivo de un banco que se ufana de haber engañado a un anciano para quedarse con sus ahorros. La frase “Los bancos casi acaban con este país y se han ido de rositas” es un grito de guerra que puede hacer las delicias de todos los espectadores, particularmente las víctimas de la crisis.

Un golpe con estilo
Morgan Freeman, Michael Caine y Alan Arkin en Un golpe con estilo (2017), de Zach Braff

Un golpe con estilo es un pequeño entretenimiento de lujo, para lucimiento de un trío de lujo que lleva tiempo haciendo de geniales secundarios; a los que acompañan otros excelentes secundarios como Ann-Margret, Christopher Lloyd y Matt Dillon. Los protagonistas tienen oficio y encanto de sobra para ponerse la película sobre los hombros y hacer las delicias de cualquier espectador. Lo hacen tan bien que suplen al director quien, incapaz de liderar a tamaño trío, les deja hacer y se limita a cumplir. Probablemente haya sido una decisión acertada.

Compartir
Historiador y filólogo. Escritor

No hay comentarios