Background Image
Previous Page  11 / 24 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 11 / 24 Next Page
Page Background

Fila Siete - 11

R

ecuerdo perfectamente, y no sin nostalgia,

mis experiencias de juventud con la segunda

trilogía de

La Guerra de las Galaxias

, de

Geor-

ge Lucas

. El estreno de

La amenaza fantasma

, allá

por 1999, hizo que mi imaginación y la de mis ami-

gos se inflamara con deseos de emular las aventuras

de sus protagonistas y las épicas batallas de sables-

láser de los Jedi.

Por eso, no creo que resulte extraño que, un año

después, al conocerse que para la próxima película

se rodaría una escena en Sevilla, ese día señalado de

mediados de septiembre yo tomara un autobús ha-

cia la Plaza de España y me plantara allí por la ma-

ñana, muy temprano.

No fui el único, por supuesto, en hacer algo seme-

jante, y aún me acuerdo de la marabunta de personas

que vi al llegar, agolpándose junto a las vallas que

cerraban el paso al interior de la plaza; y aún habrían

de llegar muchas más a lo largo de esa mañana.

Fue mi primera experiencia con un rodaje cinema-

tográfico. En el interior del recinto había un gran des-

pliegue policial y algunos vehículos comenzaron a

llegar algo más tarde, trayendo a los extras y al per-

sonal técnico. También recuerdo el momento en el

que, ya muy avanzada la mañana,

George Lucas

lle-

gó por fin, acompañado de

Ahmed Best

, y comenzó

a saludar al público y a firmar incluso algún que otro

autógrafo. Mucho después apareció

Natalie Portman

.

Estoy seguro de que algunos la vieron llegar, e in-

cluso deambular por allí dentro, mucho antes que

yo, pues la primera vez que la distinguí a lo lejos ya

estaba completamente vestida con la ropa de su per-

sonaje. La gente se puso entonces a corear su nom-

bre y ella tuvo el detalle a su vez de saludar al oírlo.

Poco después, sin embargo, tuve que marcharme

y ya no pude ver más; fue una lástima. Sobre todo

porque, al contemplar la película años más tarde, me

di cuenta de que, muy probablemente, no viera gra-

barse en realidad ni una sola escena aquel día; al

menos de las que se usaron más tarde para el mon-

taje de la misma. Pero me alegro, al menos, de ha-

ber estado allí y de albergar estos recuerdos en mi

cabeza.

En la Plaza de España se han rodado muchas pelí-

culas a lo largo del tiempo y ha sido visitada a su

vez por numerosos artistas. Desde

Jorge Negrete

,

con

Jalisco canta en Sevilla

; a

Peter O’Toole

y

Jack

Hawkins

en

Lawrence de Arabia

; pasando por la pro-

ducción de

El viento y el león

; y hasta

Brigitte Bar-

dot

, en

La mujer y el pelele

. Es más, tras la

producción de

George Lucas

se han seguido graban-

do en este enclave nuevas cintas, nacionales y ex-

tranjeras, algunas de ellas muy recientes, como

El

Dictador

, de

Sacha Baron Cohen

.

Teniendo presente todo ello, me alegro al menos

de haber formado parte, aunque sea mínimamente,

de la historia fílmica del lugar. Y quién sabe. Quizás

un día, algunas de las próximas producciones que

aún han de rodarse de la nueva trilogía de

Star Wars

se dignen también a pasarse por aquí, trayendo con-

sigo nuevos recuerdos para el futuro.

Said Zoido

Autor de los libros

“Sevilla en el Cine” y

“La Almería del Cine”

Y la Plaza de

España recibió

a los Jedi

“George Lucas llegó acompañado de

Ahmed Best, y comenzó a saludar al

público y a firmar incluso algún que

otro autógrafo”