Background Image
Previous Page  15 / 24 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 15 / 24 Next Page
Page Background

su Facultad y una beca para asistir a un rodaje de la

Warner Bros.,

El valle del arco iris

(1967), que dirige

Francis Ford Coppola

. Al poco de conocerse, surge en-

tre los dos cineastas una profunda amistad y poco más

tarde, en 1969, se deciden a fundar su propia producto-

ra: American Zoetrope. En los dos años siguientes

Lucas

trabaja a las órdenes de

Coppola

: como ayudante de di-

rección en

Llueve sobre mi corazón

(1969), y como di-

rector de fotografía en el famoso documental sobre los

Rolling Stones

Gimme Shelter

(1970). Por su parte, el

director italoamericano le anima a escribir una amplia-

ción de su cortometraje, y así Lucas escribe y dirige su

primera película:

THX 1138

(1971). Animado por el éxi-

to de esta cinta, funda su propia compañía, Lucasfilm

Ltd., cuyo primer filme será

American graffiti

(1973).

Esta cinta, producida por

Coppola

y rodada en tan solo

28 días, pretendía ser una mirada nostálgica sobre los

últimos años cincuenta, una historia de jóvenes y co-

ches -otra vez los automóviles- que fue un prodigio de

rentabilidad, además de obtener varios premios cinema-

tográficos importantes, entre ellos el Globo de Oro a la

mejor película de comedia, el premio de la New York

Film Critics Association y cinco nominaciones a los Os-

car. De esas cinco, tres eran para

Lucas

: mejor película,

mejor director y mejor guion original.

Con el aval de este triunfo inesperado,

Lucas

se sien-

te entonces con fuerza suficiente como para acometer

un proyecto mucho más complejo y ambicioso que ha

empezado ya a preparar en su última producción. Se

trata de una historia de ciencia ficción, como

THX 1138

,

pero muy diferente en cuanto a estilo, argumento y es-

cala de producción. Provisionalmente ha decidido titu-

larlo

The Star Wars

.

Origen de la historia.

Lucas

nunca ha dejado muy

claro cuál fue el origen del argumento, aunque siempre

declaró que se había inspirado en los grandes clásicos

de aventuras de ciencia-ficción. Al parecer, su primera

idea fue hacer una película basada en

Flash Gordon

, pe-

ro como los derechos sobre ese cómic los había compra-

do

Dino de Laurentiis

(quien produjo una versión muy

renombrada años más tarde, en 1984), el director cali-

forniano decidió elaborar su propia historia fantástica.

El primer borrador del argumento -una sinopsis de tre-

ce folios fechada en mayo de 1973-, se titulaba sencilla-

mente

The Star Wars

. Y en él la acción no transcurría

“hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana”;

ni la princesa se llamaba entonces

Leia

, ni existían los

androides ni tampoco el capitán

Han Solo

. De hecho, la

primera versión del argumento se situaba en un lejano

futuro, en la centuria 33 de nuestra era, y sus personajes

tenían poco que ver con los que finalmente aparecerán

en la película, pues

Darth Vader

aún no existía y

Luke

Skywalker

(que en versiones posteriores se apellidaría

Starkiller

) no era un joven piloto, sino un general de

mucha más edad, con ademanes y atuendo de samurai.

Con esa sinopsis de trece páginas,

Lucas

se presentó

en los Estudios Universal pensando que le aprobarían

fácilmente su proyecto. Tras el reciente éxito de

Ameri-

can graffiti

, producida por la Universal,

Lucas

se había

dado a conocer en Hollywood y muchos en ese estudio

se habían hecho de oro gracias a él. Además, había de-

mostrado ser un director bastante rentable, pues el mi-

llón de dólares que había costado esa cinta había

proporcionado más de cincuenta en la taquilla. Sin em-

bargo, los jefes del estudio desconfiaban mucho de las

películas de ciencia-ficción: el último gran proyecto de

la MGM,

2001: Una odisea del espacio

, había resultado

un gran fiasco económico del que habían tomado buena

nota todas las grandes productoras. Así que, a pesar de

su buena estrella,

George Lucas

recibió un rotundo no

a su propuesta de rodar una película galáctica. Algo do-

lido por la respuesta, lo intentó de nuevo en la United

Artists con un argumento ligeramente retocado, pero

también allí rechazaron el proyecto. Los comienzos no

podían ser más desalentadores.

Alfonso Méndiz

Los jefes de Universal desconfiaban de

las películas de ciencia-ficción, sobre

todo tras el fiasco económico de

2001:

una odisea del espacio

Nuevas generaciones de cineastas

despuntaban y ninguno sobresaba los

35 años; entre ellos, el que más

desapercibido pasaba era un joven

barbudo y silencioso que había llegado

al cine casi por casualidad

>>>ACCEDE AL RESTO DE CAPÍTULOS DEL MAKING OF DE STAR WARS

Fila Siete - 15