Sergei Loznitsa: una aproximación a sus películas

El director bielorruso, criado en Ucrania, rueda en tres géneros (documental, ficción y docudrama), entre los que destacan películas como Babi Yar, En la niebla o Donbass

Sergei Loznitsa
Sergei Loznitsa

Sergei Loznitsa: una aproximación a sus películas

Sergei Loznitsa películas | Nacido en Bielorrusia, criado en Ucrania donde se formó como matemático, sigue estudios de cine en Moscú en el mismo instituto que los hermanos Mikhalkov-Konchalovsky, en 2001 se muda con su familia a Alemania.

Loznitsa rueda en tres géneros. Principalmente se ha especializado en el documental donde apunta dos tipos de aproximaciones. Por un lado están sus documentales históricos: El funeral de Stalin (2019), Babi Yar (2021); reconstrucciones a partir de archivo que restaura y sonoriza con una fuerte carga de crítica política. También realiza documentales de actualidad como Maidan (2014) sobre la famosa insurrección ucrania.

- Anuncio -

En el ámbito de la ficción son destacables sus filmes En la niebla (2011) y La sumisa (2017). Por otro lado, también dirige filmes con aire de docudrama o cine directo como la durísima Donbass (2018).

Es un cineasta de toma larga, comprometido con una visión diacrónica de la historia. Para él pasado, presente y futuro son parte de un mismo relato. El cine es el arma que permite articular dichas dinámicas en un texto comprensivo.

Su expresividad además de la citada toma larga se vehicula a través de una postproducción de sonido muy elaborada. Se diría que es su rasgo más original y que provoca efectos de fuera de campo de gran fuerza y sesgo dramático.

Baby Yar. Context 

Su penúltimo largometraje es un fresco monumental de dos horas de duración realizado con el apoyo de instituciones vinculadas a la memoria del Holocausto Judío.

Babi Yar es un barranco a las afueras de Kiev donde, en septiembre de 1941 a lo largo de dos días, las tropas nazis ejecutaron a 33.000 judíos ucranios. Fue una matanza perfectamente diseñada porque se usó el tiro en la nunca en cada una de las ejecuciones.

La película de Loznitsa sin embargo es fiel a su subtítulo. Context. No se trata tanto de contar la infamia, como de poner en claro las circunstancias que la rodearon. El primer bloque ahonda en el avance de las tropas nazis sobre Ucrania, la desorganizada resistencia, el colaboracionismo de la policía ucrania en el pogromo y la posterior invasión rusa, así como los juicios a los criminales de guerra. Es en dicha parte final donde se adjuntan valiosísimos testimonios de algunos supervivientes, que se carean con sus verdugos.

Es un filme frío y desapasionado, un verdadero documental, que Loznitsa dota de alma al restaurar las imágenes -que gozan de una calidad prodigiosa- y añadirles una sonorización producida a posteriori que acentúa el realismo.

Sin duda, la mejor película de Cannes 2021.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete