BSO Air doll

La música de esta película tiene una importancia capital ya que está muy presente a lo largo de todo el metraje favorecien­do la reflexión del espectador.

Air Doll (2009)
Air Doll (2009)

BSO  Air doll

BSO Air dolo | Hirokazu Koreeda (Japón, 1962) se ha convertido en los úl­timos años en uno de los directores más valorados gracias a tres obras maestras: Nadie sabe (2004), Still walking (2008) y Air doll (2009). Esta última es un verdadero poema visual y mu­sical sobre la soledad humana representada por una muñeca inflable que cobra vida. Curiosamente esta película coincide no sólo en el argumento inicial sino también en la profundi­dad con que trata el tema con la cinta norteamericana Lars y una chica de verdad, protagonizada por un soberbio Ryan Gos­ling.

La música de esta película tiene una importancia capital ya que está muy presente a lo largo de todo el metraje favorecien­do la reflexión del espectador. Así sucede especialmente cuan­do la voz en off de la muñeca comienza a recitar lentamen­te los versos de Yoshinho Hiroshi del poema La vida es. La cámara se mueve lentamente mientras observamos a la muñe­ca componiendo la poesía ayudado por un anciano amable y sabio. Al fondo vemos imponentes edificios de una gran ciudad que suceden a escenas cotidianas de «soledad compartida»: en el supermercado, el comedor de una casa, la recepción de un hotel.

- Anuncio -

Entonces comienza la música de World’s End Girlfriend, un pro­yecto musical de Katsuhiko Maeda. Este músico vanguardis­ta, hijo del compositor Ryoma Maeda, nació en Nagasaki pe­ro en los últimos años ha vivido en medio mundo enriquecién­dose con la cultura de países como Bélgica, Fran­cia, Hong-Kong, EE.UU. o Australia. Su estilo se caracteriza por mez­clar ele­mentos de la música electrónica, clásica y el pop-rock.

En esta banda sonora opta por la alternancia de instrumen­tos clásicos como la guitarra y el violín para lograr que los espa­cios entre cada uno de los versos tengan calado emocional que enriquezca el contenido reflexivo. En otros momentos uti­li­za el piano, las cajas musicales y la flauta para describir la be­lleza de la vida que la muñeca va descubriendo en el mun­do.

El tono de la película podía ser profundamente desesperanza­dor, pero la música hace de bálsamo en esta fábula que, sin de­jar de ser bellísima, está marcada por el egoísmo deshumani­zante que rodea a una muñeca creada para sustituir el amor por crueles sucedáneos.

BSO Air doll

Autor: World’s End Girlfriend  Sello: Pastel Music  Precio: 19,79 €

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año