BSO The town: ciudad de ladrones

Con más de 70 bandas sonoras compuestas, Harry Gregson-Williams (hermano del también compositor Rupert) es uno de los músicos más utilizados en el cine infantil

The Town: ciudad de ladrones
The Town: ciudad de ladrones

BSO The town: ciudad de ladrones

Ben Affleck repite con su segunda pelícu­la algunos de los referentes fundamentales de la precedente Adiós pequeña, adiós. Bos­ton, la ciudad en la que se crió Affleck, vuel­ve a sonar según la partitura del inglés Ha­rry Gregson-Williams, ayudado por Da­vid Buckley.

Con más de 70 bandas sonoras compuestas, Harry Gregson-Williams (hermano del también compositor Rupert) es uno de los músicos más utilizados en el cine infantil y en el género de acción de los últimos años. Sin llegar a tener el nombre de Zi­m­mer o de Powell, ha trabajado en películas como Shrek, Spy game, Dèja vu, El fuego de la venganza, Las crónicas de Narnia y Prin­ce of Persia.

En The town realiza un trabajo que, sin ser original, es eficaz en la acción y discreta­mente emotivo en el drama. Mez­clando la mú­sica electrónica con la orques­tal consigue que la cinta tenga un rit­mo veloz y una ten­sión bien conseguida. Re­cuerda mucho en la mezcla de piano y mú­sica electrónica a la magistral banda sono­ra que Elliot Gol­den­tal compuso para Heat (Affleck recono­ce su influencia en The town).

Las tres escenas de acción de la película es­tán bien orquestadas con ritmos de percu­sión electrónicos que alternan con silencios. Es un efecto muy bien logrado que no sa­tura al espectador y le permite seguir la acción con un mayor realismo. Esta música es coherente con una planificación visual que huye de los montajes videocliperos y en­trecortados con que nos atormentan en mu­chas películas de acción recientes.

Los temas más emocionales de la banda so­nora (Charlestown y The letter) son muy pa­recidos a los utilizados en Adiós pequeña, adiós. Un piano lento y un ambiente elec­trónico de fondo, que en la parte final se funde con el violín, son suficientes pa­ra con­mover al espectador. Y aunque uno no se queda con esa música grabada en la me­mo­ria (falta originalidad y personalidad en la composición), las interpretaciones, el guión y la realización suplen esas caren­cias.

BSO The town: ciudad de ladrones
BSO The town: ciudad de ladrones

BSO The town: ciudad de ladrones

AUTORES: Harry Gregson-Williams, David Buckley COMPAÑÍA: Silva Screen DURACIÓN: 42 m.

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete