Vestuario de Cruella: La venganza se viste a la moda

Jenny Beavan es esa diseñadora de vestuario que sube a recoger un Os­car en cazadora y vaqueros porque la ropa no le interesa en absolu­to, si no es para contar historias. Paradójicamente su último proyecto, Cruella, es una historia donde la mo­da juega un papel fundamental.

La trama gira en torno al uso que las protagonistas, ambas di­señadoras, le dan a la moda.  En pa­labras de la propia Emma Stone: “La moda es la herramienta de venganza de Cruella”. Tanto es así que la convierte en un arma que utiliza pa­ra eclipsar a la Baronesa, llegando incluso a desbancarla, porque Von Hell­man es una gran diseñadora pe­ro se ha quedado algo obsoleta, y lle­ga alguien rompedor, rebelde y jo­ven: todo lo que ella no puede ser ni ofrecer al mundo de la moda.

Y es que parece que el oficio es lo úni­co que tienen en común ambas pro­tagonistas, pues son totalmente di­ferentes y antagónicas. Los diseños de la Baronesa, más recatados y ligeramente anticuados para la época, sirven como contrapunto al estilo punk y vanguardista de Crue­lla. Von Hellman tiene un estilo más cer­cano a los años 50 y 60, con influencias de Balenciaga, Elsa Schia­parelli y el “New Look” de Christian Dior. Para ella lo más importante es la fachada y tener todo ba­jo control, por lo que prefiere estructuras y siluetas rígidas, con tendencia a la asimetría. En ella predominan las telas gruesas con texturas y sus colores predominantes son el ma­rrón y el dorado.

Cruella, por el contrario, sigue una estética totalmente punk y rom­pedora. Para crear sus looks, Bea­van se inspiró en Vivienne West­wood y Alexander McQueen. Los colores que lleva siempre son: blan­co y negro con algo de gris, y el rojo para los momentos clave, esos en los que quiere debilitar a la Ba­ronesa y desafiar las normas.

[…]

FilaSiete nº 208El artículo completo de la sección «Personajes&Personas» se encuentra en el nº 208 de la revista FilaSiete, que puedes adquirir en este enlace:

Suscríbete a la revista FilaSiete