Heurtebise: Memoria

· Los directores de Heurtebise se adentran en un espacio que guarda como un tesoro los recuerdos familiares de cuatro ge­neraciones.

El viento es la banda sonora de Heurtebise, en la costa fran­cesa donde Alice, una anciana de 94 años, acostum­bra a pasar los veranos. Este es muy especial, será el úl­timo y el primero de su biznieto. Heurtebise (2020), de Elisa Torres y Octavio Guerra, es pura sensibilidad y belleza. Formalmente impecable, se asienta en planos cons­truidos desde el interior (puertas, ventanas), que se abren al exterior. Todo muy simbólico, de la oscuridad del pasado a la luminosidad del presente y del futuro (bi­sabuela y biznieto): el paso del tiempo.

Los directores se adentran en un espacio que guarda como un tesoro los recuerdos familiares de cuatro ge­neraciones. Registran momentos que conforman una es­tética fulgente, lo que acentúa el tono evocador de una cinta en la que la muerte sobrevuela cada segundo. Pla­nos detalle que son una metáfora sobre la necesidad que tiene el ser humano de seguir, a pesar de todo, de ali­mentar nuevas ilusiones, pero siempre teniendo en cuen­ta la herencia de nuestros mayores.

Mención destacada merece Octavio Guerra, cuya fotografía se impregna de un entorno mágico donde la me­moria se hace muy presente. Heurtebise es un poema vi­sual sobre el ciclo de la existencia, una obra que bordea realidad y ficción con la que Elisa Torres abre su vi­da con estos recuerdos personales de su familia.

⇒Quizá te interese la crítica de Roma, de Alfonso Cuarón

Ficha Técnica

  • Fotografía: O. Guerra
  • Sonido: Álex Capilla
  • Producción: E. Torres
  • Duración: 20 min.
  • Público adecuado: +14 años
  • España, 2020
Suscríbete a la revista FilaSiete