Las aventuras de Sancho: Autoestima

· Hugo de la Riva defiende la necesidad de creer en uno mismo y ven­cer los miedos provocados por los estereotipos que mar­can comportamientos sociales.

Un fundido en negro y un plano sobre Don Quijote -un muy divertido Javi Coll– derrumbado en el suelo plas­man simbólicamente la reinterpretación del Quijote que desarrolla Hugo de la Riva en Las aventuras de San­cho (2019), donde propone una historia que revierte la obra creada por el genio de las letras Miguel de Cervantes y nos presenta a un Sancho -brillante como siempre Jorge Calvo– que en esta versión ama los libros de caballería, pero que tiene dudas y sugiere a Don Quijote que sea el hidalgo caballero. Finalmente, Sancho será el hé­roe de ese relato, una idea ciertamente transgresora que modifica la narrativa establecida.

- Anuncio -

El director castellano-manchego asienta una trayecto­ria en la que recordamos otras piezas tan interesantes y premiadas como Campeón (2016) y Tarde de pesca (2017), a la que suma los numerosos reconocimientos de la película que nos ocupa.

Las aventuras de Sancho es una vuelta de tuerca al uni­verso cervantino y al mismo tiempo un viaje al mundo de los libros y a las fantasías que generan. Una cinta de­dicada a todos los Sanchos que habitan nuestro plane­ta, a esa gente normal que lucha cada día por cumplir sus anhelos. Y también es una pieza que habla de la auto­estima y de los dilemas del ser humano. Hugo de la Riva defiende la necesidad de creer en uno mismo y ven­cer los miedos provocados por los estereotipos que mar­can comportamientos sociales.

Arropada por la excelencia fotográfica de Adrián del Val, que engrandece todavía más esos icónicos molinos del Campo de Criptana, De la Riva firma una obra con una puesta en escena muy elegante, en la que destaca el despliegue de planos que dan otra dimensión a este re­la­to tan especial: la escena del diálogo entre el gigante –Mario Zorrilla– y Sancho es un buen ejemplo de ello.

En resumen, Las aventuras de Sancho utiliza la figura in­mortal de Don Quijote como base experimental para tras­ladar el punto de vista que propone el director de Ciu­dad Real: todos debemos vencer las inseguridades y se­guir luchando por nuestros sueños.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Adrián del Val
  • Montaje: Hugo de la Riva
  • Música: Raúl Galván
  • Dirección de Arte: Laura Serrano, Chrystelle Ferrara
  • Sonido directo: Jaime Lardíes, José Tomé
  • Duración: 13 m.
  • Público adecuado: +7 años
  • España, 2019
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete