8 citas: Una ícula (no llega a película)

8 citas es casi una película. Presenta ocho sketches medianamente cómicos en torno a un mismo tema, en teoría el amor, casi siempre el sexo. El arranque promete algo, cuenta la historia de un tímido quiosquero enamorado, incapaz de decirle a su adorada que la quiere. Pero los directores-guionistas rápidamente entran en materia y todo se reduce a dónde, cuándo y con quién acostarse, todo muy soez y evidente, sin gracia.

Para dar unidad a historias dispares, los directores-guionistas (Sorogoyen, ojo al dato) han pensado una escena final, un funeral, donde se dan cita la mayoría de los protagonistas. Un hallazgo digno de un boleto para una rifa de un boli Bic, a elegir entre Naranja y Cristal.

Hay algunos buenos actores, y algún momento gracioso, pero con esos materiales no se llega al rango de largometraje (¿mediometraje?, tampoco; ¿corto alargado?, discuten los autores). No hay planificación, no hay iluminación, apenas hay montaje, todo se basa en una perorata, pura televisión, de la mala.

Sinopsis

Parece que el amor es un sentimiento que surge sin que uno apenas se dé cuenta, altera el ánimo, cambia la vida, pero se convierte en algo monótono y, cuando se acaba, siempre duele. Esta es la historia de una relación de pareja contada en clave de comedia a través de ocho momentos.

Ficha Técnica

  • País: España, 2008
  • Juan Hernández
  • David Pinillos
  • Federico Jusid
  • Alta Classics
  • 95 minutos
  • Adultos
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.