A ciegas

A ciegas: Una oscura y terrible metáfora

A ciegas | En 1991, el Nobel portugués José Sa­ramago escribió Ensayo sobre la ceguera, una brutal novela sobre una rápida epidemia que dejaba ciega a toda una población. Con una tesis hobbesiana de fondo y unas descarnadas descripciones, Saramago narra la degradación de unas personas que empiezan por dejar de ver y acaban comportándose como bestias. Una mujer, la única persona que todavía conserva la vista, es testigo de este proceso de podredumbre.

Le ha costado al escritor luso acceder a la adaptación de su novela a la gran pantalla. Y no dio el visto bueno hasta comprobar que el realizador brasileño Fernan­do Meirelles (Ciudad de Dios) entendía el fondo de la propuesta narrativa de Sara­ma­go.

- Anuncio -

A ciegas es una película tan incómoda, brutal e indigesta como la novela, y como ésta igual de turbadora e interesante. E in­cluso quizás más interesante, porque Mei­relles ha sabido traducir el -desde mi punto de vista- gran escollo formal de la novela -una escritura desordenada, aleatoria, sin sujetos ni puntos-, convirtiéndolo en una propuesta visual arriesgada pero muy eficaz. El brasileño utiliza un montaje fragmentado, con numerosos fundidos en blanco que acercan al espectador a la curiosa ceguera de los protagonistas y los combina con primeros planos oscurísimos en las escenas más degradantes (que, a pesar de todo, son insufribles). La película cuenta además con unas buenas interpretaciones, lideradas por una convincente Julianne Moore.

La película no es redonda, y el principal problema viene precisamente de su fuente. Meirelles sigue al dictado la novela de Saramago, y esto supone que a la narrativa escalada de aberraciones de los ciegos acompaña un mensaje tan enfático como artificial: es una novela de tesis que da lugar a una película de tesis. Y verdaderamente no es sencillo plasmar en imágenes la metáfora de una novela que puede tener tantas lecturas como lectores, pero que el propio escritor ha elaborado como una radical denuncia al egoísmo de una sociedad que utiliza la razón -la vista- para destruir en lugar de construir.

Ensayo sobre la ceguera es una tesis, oscura y amarga -el escritor portugués ha manifestado en más de una ocasión que es incapaz de la risa- sobre el ser humano que, sin embargo, quiere encontrar al final una salida en la generosidad y la compasión. A ciegas es un vehículo formal de calidad y con carácter para este mismo mensaje desangelado, frío y, a pesar de todo, esperanzado.


A ciegas (2008, Blindness)

País: Canadá/Brasil/Japón Dirección: Fernando Meirelles Guión: Don McKellar Fotografía: César Charlone Montaje: Daniel Rezende Música: Marco Antônio Guimarães Intérpretes: Julianne Moore, Mark Ruffalo, Alice Braga, Yusuke Iseya, Yoshino Kimura, Maury Chaykin, Danny Glover, Gael García Bernal Duración: 120 m. Público adecuado: Adultos Distribuidora: Notro Films Estreno: 13.III.2009