a-ha: La película | Pensada para los fans

· Crítica de a-ha: La película | Estreno 8 de julio de 2022.
· El recorrido es puramente musical, Robsahm y Holm ni siquiera nos dicen cómo surgió el nombre del grupo. Se centran directamente en el proceso creativo, en su estilo y evolución.

El nombre lo dice todo y a buen entendedor… se trata de una película sobre el grupo a-ha, una banda de pop-rock noruego que triunfó en los años ochenta. ¿Quién lo recuerda? Muchos, la mayoría por estos lares, no. A-ha pasará a la historia por la canción Take on Me, un éxito mundial que se sigue escuchando. Resulta que en los casi cuarenta años que han pasado desde entonces han vendido más de 70 millones de álbumes. Además siguen componiendo y siguen dando conciertos, al menos hasta la pandemia, que congregan a decenas de miles de fans. Este documental cuenta su historia.

- Anuncio -Advertisement Los Faberlman

Conviene decir que un documental contiene tanta ficción como cualquier película de otro género. Está al servicio de un guion y de una intención, sin que necesariamente mienta. En el caso presente hay dos ideas de fondo que orquesta principalmente Thomas Robsahm, hombre fuerte de la cinematografía noruega y documentalista. La primera aparece al comienzo de la película, en una entrevista de 2018 pregunta a Magne, el teclista del grupo, si se volverían a reunir y grabar un nuevo álbum. La negativa le sorprende y nos sorprende. Al final de la película el director concluye, y lo dice a un público que está llegando a la misma conclusión, «su mejor álbum está por llegar». Entre medias cuenta una historia convencional, por orden cronológico: tres jóvenes de Oslo con ganas de triunfar se mudan a Londres y, tras superar múltiples dificultades, consiguen conquistar el mundo de la música.

La historia de a-ha: La película no es original, sí lo es el punto de vista adoptado por los autores. El recorrido es puramente musical, Robsahm y Holm ni siquiera nos dicen cómo surgió el nombre del grupo. Se centran directamente en el proceso creativo, en su estilo y evolución, y en las diferencias entre los miembros del grupo que provocó el distanciamiento de los tres músicos. Se trata de una película brillante, que destaca el talento musical del trío, y lamenta que el choque de egos separe a unos artistas que siguen congregando multitudes. Durante casi dos horas no les vemos hablarse o compartir plano en ningún momento. Al mismo tiempo que muestra que tienen todo para ser amigos y disfrutar con su trabajo. La selección de canciones revela también que a-ha es, o debería ser, mucho más que Take on Me, y la conclusión anunciada e inevitable. Los autores reclaman un nuevo y magnífico álbum, ahora que todavía estan a tiempo. Una declaración final recíproca, de respeto y aprecio de unos por otros, alimenta la esperanza.

El recorrido es musical, el peso lo llevan las entrevistas y grabaciones de 2015 a 2018 principalmente y pocas imágenes más, hay algunas fotografías y pequeñas películas domésticas, pero las transiciones son animación con lápiz, ingenioso y eficaz. Las voces son casi exclusivamente de los tres miembros del grupo, apenas se oyen a su primer mánager y sus mujeres, se trata de un documental muy orientado y, valioso, sobre todo para los fans del grupo y los entusiastas de la música de los ochenta y noventa.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Aslaug Holm
  • Montaje: Hilde Bjornstad
  • Música: A-Ha
  • Intervenciones: A-ha, Morten Harket, Magne Furuholmen, Pål Waaktaar
  • Duración: 109 min.
  • Público adecuado: +12 años
  • Distribuidora: Sherlock
  • Alemania, Noruega (A-ha: The Movie), 2021
  • Estreno: 8.7.2022
Suscríbete a la revista FilaSiete