Afterparty: Ni resaca

Tele 5 produce este brebaje –más que cocktail- de mucha sangre, mucho sexo y muy poco talento

Después de una fiesta salvaje, un actor televisivo guaperas y con un éxito apabullante entre las chicas se encuentra encerrado en una casa donde empiezan a cometerse una serie de horribles asesinatos.

- Anuncio -

Hay productos que cuesta entender que hayan conseguido apoyo económico para salir adelante. Hay actores conocidillos, si, hay un género que engancha al público joven, si, y hay una serie de reclamos convencionales –sangre y sexo- que se suponen atractivos para la taquilla menos exigente. Pero, además de que una película no se puede hacer solo buscando vender entradas, el modo de mezclar estos “elementos rentables” es tan tosco, tan básico, tan alejado de cualquier tipo de talento…que da un poco de vergüenza ajena.

Afterparty se limita a meter en la termomix un exceso de casquería y a mezclar sin ningún tipo de dosis todos los tópicos del cine adolescente. Y es una pena porque, con un poco más de inteligencia, más trabajo de la historia y menos maniobra de “captación” por lo básico (si un actor guaperas puede liarse con cuatro actrices para que vamos a liarlo solo con una), podría haber quedado una película de terror digna… Todo en pasado condicional… el resultado, en presente, la película real, no lo es.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Pablo Rosso
  • Música: Lucas Vidal
  • Duración: 76 minutos
  • Distribuidora: Emon
  • Público adecuado: +18 años (V+X+)

Estreno: 13/9/2013

España, 2013.

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año