Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso: El libro es mucho mejor

Alexander y el día terrible, horrible, espantoso, horroroso | Poco antes de cumplir los 12 años, Alexander Cooper se vuelve a lamentar de su mala suerte. Está acostumbrado a que todo le salga mal. Siente envidia de sus padres y hermanos, a los que todo -cree- les sale bien. En un arrebato desea que todos tengan un día horroroso, y su deseo tiene todos los visos de cumplirse.

Alexander Cooper es protagonista de unos cuantos libros de Judith Viorst; el que inspira esta película tiene 32 páginas, muchas de ellas ilustradas, y es un clásico en Norteamérica. Esta aventura ha conocido una adaptación a la pantalla (la pequeña) en dibujos animados. La dificultad de adaptarlo a la pantalla grande con personajes reales, si se quiere respetar el texto original, es enorme. El resultado no es brillante; se puede considerar tolerable por la bondad intrínseca de la historia y el esfuerzo de los actores (soy consciente de que otros pueden ser más duros).

La fábula infantil se ha convertido en una acumulación de situaciones forzosamente cómicas, algo ridículas al narrarse en un contexto real, que se suceden a otras a toda velocidad, hasta llegar al sorprendente desenlace, y entregar el mensaje familiar. Miguel Arteta dirige con solvencia pero sin originalidad, llevando en la mano el manual Disney de las películas familiares. Hay que reconocer que la elección de Steve Carell (Foxcatcher) es excelente, y Jennifer Garner no le va a la zaga al darle la réplica; los actores jóvenes están a la altura, y la breve aparición del veterano Dick Van Dyke es un lujo.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Terry Stacey
  • Música: John Powell
  • Duración: 81 min.
  • Distribuidora: Walt Disney
  • Público adecuado: +7 años
  • Estreno en España: 7.11.2014

Alexander and the Terrible, Horrible, No Good, Very Bad Day. USA, 2014. 

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.