Algo en común: Natalie, Natalie

En Algo en común, un joven actor de TV vuelve a casa, después de 10 años sin pisar el terruño de su atormentada infancia. Revive terribles traumas, pero conocerá a la frágil y compleja Samantha.

Zach Braff (New Jersey, 1975) dirige, escribe y protagoniza una historia de redención que recuerda mucho a Beautiful girls, la brillante película de Demme sobre la crisis de los 30 en la que aparecía una actriz-niña israelí de 15 años llamada Natalie Portman, que ya nos había seducido con su espectacular debut en León, el profesional (1994). A los 23, la pequeña Portman (1,60 mide la criatura) repite ese papel de chica rarita-magnética que tan bien se le da.

- Anuncio -

La película quiere poner de relieve el caos al que lleva la permisividad y el desafecto familiar, pero su crudeza no va a ninguna parte y el discurso acaba siendo pedante y pesadito. Vuelve a estar muy bien ese actor tan interesante llamado Peter Sarsgaard (An education). La música se llevó el Grammy a la mejor compilación de música de varios artistas realizada en formato audiovisual (hay queda eso, que no era fácil de explicar).


Algo en común (Garden State)

EE.UU., 2004

Ficha Técnica

Fotografía: Lawrence Sher Montaje: Myron Kerstein Música: Chad Fisher Distribuidora: Buena Vista

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor