Alvin y las ardillas 3: Ahora son náufragos

Alvin y las ardillas 3 | Antes de participar en el concurso musical del año, Alvin y sus compañeros Simon y Theodore, y sus alter egos femeninos, las Chipettes, se toman unas vacaciones con Dave, su manager-protector-padre adoptivo, en un crucero de lujo. Alvin, incorregible, logrará meterlos en tantos líos que acabarán naufragando en una isla casi desierta.

Alvin y sus amigos comenzaron su andadura como grupo musical, luego fueron serie de televisión en los sesenta y en los ochenta. En 2007 la nueva tecnología informática les permitió saltar a la pantalla grande, utilizando a Jason Lee (Me llamo Earl) para interpretar a Dave, y los efectos CGI para las ardillas. El resultado fue satisfactorio siempre que no se olvide que las ardillas hablan y cantan a mayor velocidad y con un timbre más alto que los humanos, que los personajes están marcados por los originales de televisión, y que el público al que están destinadas estas aventuras es muy joven -o le encanta Jason Lee-.

Por lo demás, la historia es inocente, la realización es correcta, los efectos especiales son perfectos, la inevitable moraleja es positiva y fácil de entender; y no se nota que el director de esta entrega no es el mismo que rodó las dos primeras.

Lo mejor: La música.

Lo peor: El exceso de infantilismo.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Thomas Ackerman
  • Duración: 87 minutos
  • País: EE.UU.
  • Público adecuado: Todos
  • Distribuidora: Fox
  • Estreno en España: 16 Diciembre 2011

Alvin and the Chipmunks: Chip-wrecked

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete