American pie: El reencuentro | Más viejos, no mejores, ni más sabios

Paul Weitz (In Good Company) y Chris Weitz (Un niño grande), creadores de la saga en 1999, siguen ahí, cuidando de sus criaturas, en el papel de productores ejecutivos; han logrado reunir en American Pie: El reencuentro a todo el equipo, y para asegurarse que el estilo es el adecuado para los tiempos que corren, han puesto al timón, en el papel de guionistas y directores, a la pareja Jon Hurwitz y Hayden Schlossberg (Dos colgados muy fumados: fuga de Guantánamo). Estos dos han estudiado las anteriores entregas de American Pie y han repetido las mismas situaciones y chistes que allí aparecían.

La película quiere volver a hacer reír a aquellos que rieron las gracias originales, pero no aporta nada nuevo; tal vez un ligero toque nostálgico, pero muy ligero, ya que estos chicos envejecen, pero no maduran, y nada más. Acumulación de gags, igual de zafios, igual de torpes, con la misma gracia -o desgracia– que en las anteriores entregas. Más de lo mismo, o parafraseando a Talleyrand, «no han aprendido nada, no han olvidado nada».

- Anuncio -

Lo mejor: 12 años después de American Pie han logrado reunir a todo el equipo.

Lo peor: Elija cualquier escena con Jason Biggs o Sean William Scott.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Daryn Okada
  • Montaje: Jeff Betancourt
  • Música: Lyle Workman
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 112 minutos
  • Público adecuado: +18 años (sexo y lenguaje crudos)
  • Distribuidora: Universal
  • Estreno en España: 04/05/2012

American pie: El reencuentro (American reunion)

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.