Asesinato justo: No cuela

De Niro y Pacino son dos detectives de la policía de Nueva York que se encuentran a punto de jubilarse. Llevan muchos años trabajando juntos y les une una gran amistad. Tendrán que ocuparse de una serie de crímenes en los que las víctimas son presuntos asesinos. Junto a los cadáveres aparece siempre un poema.

La nueva película de Jon Avnet (Nueva York, 1949) quiere apelar al tirón que pudiera tener la presencia como protagonistas de dos actores de renombre, que hace años ocuparon puestos de privilegio dentro del cine norteamericano. Pero no cuela. El guión de Russell Gewirtz (Plan oculto) circula por un sobrecargado hilo narrativo del cine norteamericano, el de la justificación de la venganza y de los comportamientos criminales por parte de la policía.

- Anuncio -

Cabría esperar que después de una película tan deficiente como 88 minutos, el tándem AvnetPacino hubiese caído en la cuenta de sus errores de grueso calibre. Pero no ha sido así: Asesinato justo repite e incluso amplifica la truculencia, la inverosimilitud de la trama, el efectismo populachero, las salidas de tono y el retrato verdaderamente risible de personajes maduros que se comportan como si tuviesen 30 años menos.

De Niro y Pacino están sencillamente ridículos, especialmente De Niro, que tiene que cargar con un rol verdaderamente lastimoso.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Righteous Kill, 2008)
  • Denis Lenoir
  • Paul Hirsch
  • Ed Shearmur
  • Sony Pictures
  • 101 minutos
  • Adultos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor