Asesinos inocentes: Suspense y suspende

En Asesinos inocentes, un joven estudiante universitario recibe una extraña petición de un profesor: si le mata además de aprobar la asignatura y poder terminar su carrera -cosa que necesita urgentemente para conseguir un trabajo- ganará una suculenta suma de dinero.

Asesinos inocentes se llevó los mayores palos por parte de la crítica en la pasada edición del Festival de Málaga. Quizás no eran del todo merecidos porque vimos cosas peores. Pero se entienden los palos porque Gonzalo Bendala desaprovecha una base narrativa que podría haber resultado interesante y un reparto con dos piezas tan solventes como Miguel Ángel Solá y Aura Garrido (Stockholm). Ni lo uno ni lo otro sirven para levantar una película absolutamente plana que termina resultando primero inverosímil y después definitivamente soporífera.

- Anuncio -

Sinopsis

Francisco Javier Garralda es un irresponsable universitario que debe dinero al peligroso dueño de un taller de barrio. Lograr un empleo le permitiría saldar su deuda, pero le piden el título académico y un suspenso en psicología lo separa de su objetivo. En la revisión del examen, el misterioso profesor Espinosa le dice que solo aprobará si hace un trabajo: asesinarlo. Garralda rechaza inmediatamente la proposición. Desesperado, Espinosa le ofrece el dinero que necesita y Garralda, amenazado por sus acreedores, acaba aceptando, pero implicará a tres compañeros de clase y la situación se volverá contra ellos.

- Anuncio -

Ficha Técnica

  • Fotografía: Álvaro Gutiérrez
  • Montaje: Antonio Frutos
  • Música: Pablo Cervantes
  • Duración: 95 min.
  • Distribuidora: Filmax
  • Público adecuado: +16 años (V)
  • España, 2014
  • Estreno en España: 03.07.2015