· Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn) | Estreno 7 de febrero de 2020.
· ¿Qué queda? Un aceptable, sencillo -pero brutal- divertimento y un recital de Margot Robbie, que parece haber disfrutado de lo lindo haciendo esta película.

Aves de presa (y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn): Las chicas son guerreras

El día que rompió con el Joker, Harley Quinn se convirtió en la persona más buscada de Gotham; a falta de su protector habitual, tanto policías como criminales buscan su cabeza. Mientras decide qué hacer con su nueva existencia, se ve envuelta en los criminales planes de Black Mask por ser el único amo de la ciudad, y une fuerzas con tres mujeres marginadas para salvar a una pequeña ladrona.

Aves de presa tiene poco que ver con los tebeos originales, ni siquiera con la serie de televisión homónima de 2002, salvo que quiera convertirse en la peor adaptación de un comic realizada. Se trata más bien de la inevitable secuela de El escuadrón suicida que, a pesar de sus defectos y mala crítica, hizo taquilla.

Además, en medio de un grupo de villanos olvidables, se salvaba la actuación de Margot Robbie en el papel de Harley Quinn. Ella vuelve a ser la protagonista absoluta de esta cinta y las Aves de presa, a pesar de ser interpretadas por Mary Elizabeth Winstead (Cazadora), Rosie Perez (Montoya) y Jurnee Smollett-Bell (Canario Negro), tienen muy poco que decir; realmente el guion es muy pobre, se limita a mostrar a cuatro mujeres -y una niña-, medianamente maltratadas, reaccionando a tortas contra todo varón que se pone a su alcance. Poco sabemos de ellas o de sus motivaciones; se mueven y sacuden.

A los amantes de los comics les llamará la atención que la protagonista, que en un primer momento es el icono de la rebeldía, revele un fondo muy convencional; la misma película sigue senderos muy trillados y políticamente correctos. Ideologías aparte -tampoco hay tanta ya que derrocha violencia, no palabras-, la realización es discreta; inspirada directamente en el cine de Guy Ritchie pero sin su pericia -es la segunda película de Cathy Yan-, desarrolla poco a sus personajes y desperdicia a tres actrices con talento y al propio Ewan McGregor, que intenta, sin éxito, salvar a su villano. Su violencia insensata termina por cansar.

¿Qué queda? Un aceptable, sencillo -pero brutal- divertimento y un recital de Margot Robbie, que parece haber disfrutado de lo lindo haciendo esta película. Pero una historia muy vacía en la que los hombres son malos y las pocas mujeres que aparecen, ladronas, asesinas, policías o Harley Quinn, son todas buenas.

Ficha Técnica

  • Dirección: Cathy Yan
  • Guion: Christina Hodson
  • Fotografía: Matthew Libatique
  • Montaje: Jay Cassidy, Evan Schiff
  • Música: Daniel Pemberton
  • Intérpretes: Margot Robbie, Mary Elizabeth Winstead, Ewan McGregor, Bojana Novakovic, Jurnee Smollett-Bell, Rosie Perez, Chris Messina, Ali Wong
  • Duración: 109 min.
  • Público adecuado: +16 años (V+S-D)
  • Distribuidora: Warner
  • EE.UU. (Birds of Prey: And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn), 2020
  • Estreno: 7.2.2020
Reseña Panorama
s
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.