Babadook: Cuéntame un monstruo

Samuel es un auténtico niño tormento para su madre. Perdió a su padre en un accidente y tiene un carácter enrarecido y marcado por un personaje de cuento, «el Babadook», un monstruo que se esconde en su armario y debajo de la cama. Su madre intentará que abandone el mundo irreal en el que combate contra ese siniestro personaje.

Es de agradecer que haya una película como Babadook que se atreva a hacer algo distinto con el cine de terror. Las películas de exorcismos o asesinos adictos a la ferretería humana han dado grandes títulos, pero el cine de género necesita ser sorprendente para que sea eficaz. Y esta película australiana lo es. No es extraño que haya recibido 27 premios internacionales, la mayoría de ellos conseguidos por ese terrorífico niño (Noah Wiseman), la actriz que interpreta a la sufridora madre (Essie Davis) y la directora-guionista que en esta opera prima demuestra ingenio y talento (Jennifer Kent). En concreto en el último Festival de Sitges logró el Gran Premio del Jurado y el Premio a la mejor actriz principal.

El miedo de esta película es el que tiene cualquier madre a que su hijo no sea aceptado por la sociedad. A partir de esa premisa universal la historia resulta muy cercana para el espectador que se ve envuelto en una trama desconcertante desde el primer momento. Con dosis medidas de dramatismo, una música sugerente con cierta originalidad y una planificación muy hábil, Babadook tiene el metraje perfecto para que el juego resulte entretenido e inteligente.

Sin dejar de ser una película siniestra, en ningún momento los personajes pierden su humanidad, una bondad inquebrantable que hace que la historia no naufrague en un ultimo tramo en el que muchos directores ponen en marcha el parque de atracciones y se olvidan del desarrollo dramático. En este caso no hay títeres que van de susto en susto, sino individuos de carácter poliédrico que acaban haciendo pensar al espectador sobre la filiación y la maternidad con cierta profundidad. Por poner un ejemplo cercano, Babadook resulta mucho más reflexiva y original que Mamá, un ejemplo muy claro de película que se venía abajo por no cuidar los personajes, especialmente en el decepcionante último cuarto.

Ficha Técnica

  • Música: Jed Kurzel 
  • Fotografía: Radoslaw Ladczuk
  • Montaje: Simon Njoo
  • Duración: 94 min.
  • Distribuidora: eOne Films Spain
  • Público adecuado: +16 años (VS)
  • Estreno en España: 16 enero 2015

The Babadook. Australia, 2014. 

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete