Bandidas: Forajidas-colegialas

Luc Besson ataca de nuevo. El director, guionista y productor parisino de 47 años la emprende está vez con el western de protagonistas femeninas, pretendiendo algo parecido a Viva María (1965), de Louis Malle, o Las petroleras (1971), pero claro, sin Cristian-Jaque ni Brigitte Bardot o Claudia Cardinale.

El cineasta francés (productor y coguionista de la cinta) apuesta una vez más por el género desnaturalizado y tontorrón. Bandidas no funciona como western, ni conmueve ni entretiene, y está a años luz del nervio dramático o épico de los clásicos.

- Anuncio -

Siempre cabría la posibilidad, of course, de que el invento funcionara como parodia pero tampoco: desde la perspectiva cómica, los resultados logran sonrojar al espectador más complaciente. La cinta tiene momentos verdaderamente vergonzosos (véanse la escena del hotel o las continuas discusiones entre las forajidas-colegialas protagonistas) nada recomendables para los defensores de las capacidades de las mujeres por encima de escotes y morritos sensuales.

Un pastiche de aúpa, en fin, con acción, tiroteos, asaltos a trenes. Los diálogos debieron ser compuestos para participar en el guinness de la insustancialidad. La música tiene dificultades para hacerse un hueco. Rodada en México, costó 35 millones de dólares. Kamen, el otro guionista, es el partner de Besson en la escritura de los Transporter y El quinto elemento. En los 80 se dió a conocer con los guiones de las tres de Karate Kid.

Por salvar algo, el cameo de Sam Shepard dando lecciones a las bandidas y el caballo de la Hayek, que daría por sí solo para una película de habilidades animales.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Thierry Arbogast
  • Montaje: Frédéric Thoraval
  • Música: Eric Serra
  • Duración: 93 min.
  • Público adecuado: +16 años (S)
  • Distribuidora: Fox
  • Francia, EE.UU., 2006
  • Estreno: 4.8.2006
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete