Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades: Iñárritu sí tiene quien le escriba

· Crítica de Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades | Estreno 16 de diciembre de 2022 en Netflix.
· En la cinta se pasean el sentido de la vida y de la muerte, la identidad, la familia, la paternidad, el sexo, el oficio y la fama, la ficción como filtro, espejo y cristal.

A sus 59 años, Alejandro González Iñárritu estrena su séptimo largometraje. Desde Amores perros (2000) ha consolidado una carrera prestigiosa que arranca con 37 años y una larga experiencia previa en la radio, la música, la televisión y la publicidad. Iñárritu se hace productor de cine cuando ya es una persona muy conocida en México.

El tremendismo con ribetes brutalistas (en todos los sentidos del adjetivo) de Iñárritu siempre ha estado presente en su cine. Para bien y para mal. Hace brillantes algunas secuencias y cargantes algunos (demasiados) tramos de sus películas, incluso de las mejores.

Usa el mejicano un barroquismo moroso que extiende -hasta el infinito y más allá- el sentimiento trágico de la vida pasado por la batidora de la posmodernidad estética de quien se sabe admirado, y te da cuatro raciones generosas cuando tú te conformarías con una tapa.

Hay referencias continuas en Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades a su cine anterior, con travellings, repeticiones con función de eco y circularidad, planos secuencias con ocasión y sin ella mostrando espacios que se convierten en pasillos interminables donde transcurre la vida… recursos esteticistas que solo sirven para decir aquí estoy yo. Esta vez con Darius Khondi como director de fotografía.

En esta película se mezcla todo lo anterior con una pedantería autorreferencial desatada y una antropología de baratillo que quiere hacer micro y macro relato en plan malickiano. Según parece, Iñárritu quiere transmitir unas cuantas verdades sobre no se sabe muy bien qué.

El resultado es un tostonazo insoportable que da vueltas en torno a Silverio, periodista y cineasta documentalista que vive en Los Angeles y vuelve a México para recibir un premio. En la cinta -una suerte de Fresas salvajes y mil perdones por la cita, que es una película excelente- se pasean el sentido de la vida y de la muerte, la identidad, la familia, la paternidad, el sexo, el oficio y la fama, la ficción como filtro, espejo y cristal.

Como no podía ser de otra manera, los Oscar la han colocado en la parrilla de salida. Como si fuera Roma. Y no lo es. No lo es en absoluto.

Ficha Técnica

  • FotografíaDarius Khondji
  • Montaje: Alejandro G. Iñárritu, Monica Salazar
  • Música: Bryce Dessner
  • Duración: 158 min.
  • Público adecuado: +18 años (XD)
  • Distribuidora: Netflix
  • México (Bardo (or False Chronicle of a Handful of Truths)), 2022
  • Estreno: 16.12.2022
Suscríbete a la revista FilaSiete