· En Bikes hay que descubrirse ante el esfuerzo por dar vida, personalidad y credibilidad a estas bicis que, por su propia condición, son un desafío al antropomorfismo.

Bicis vs motor

Spokesville -o Villaradios- es un lugar idílico donde viven las bicis, unas bicis que son el equivalente a los coches de Cars o de los Aviones que llegaron después, y además son ecológicas, no necesitan más que pedalear para moverse, y eso solo exige esfuerzo personal. Pero Spokesville está amenazada por la llegada de los motores de gasolina que les harán más veloces y les ahorrarán el esfuerzo; sin pensar que con ello tendrán prisas, stress, contaminación y dependencia de los bancos. Speedy, un valiente cartero, descubrirá el complot que han organizado los banqueros Rómulo y Remo para hacerse con el control absoluto de Villarradios. Le ayudarán sus amigos Piñón y Montana, dos bicicletas muy parlanchinas, y Gassy, bomba de aire del taller.

Manuel J. García dirige esta coproducción hispano-chino-argentina, que resulta amable y entretenida a pesar de unas carencias evidentes: el guion es excesivamente simplón; hay un solo mensaje, ecologista y positivo, pero radicalmente maniqueo, solo para los más pequeños. Por lo demás hay que descubrirse ante el esfuerzo por dar vida, personalidad y credibilidad a estas bicis que, por su propia condición, son un desafío al antropomorfismo; el nivel de animación es aceptable, pero absténganse de comparar con los modelos Pixar mencionados.

Reseña Panorama
s
Artículo anteriorGracias a Dios
Artículo siguienteUn corazón extraordinario
Fernando Gil-Delgado
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.