Blue Ruin: Nunca te olvidaré

Blue Ruin | Revuelve en los cubos de basura, viste unos harapos y duerme en un coche viejo. Deambula por la ciudad como si fuese un cadáver viviente. Pero los muertos resucitan y Dwight acaba de descubrir un objetivo en su vida: vengarse de una persona que hizo mucho daño a su familia.

Premiada en el Festival de Cannes (Fipresci) y en el Festival de Gijon, Blue Ruin es una película que se toma su tiempo en contar una historia casi muda. La planificación está muy cuidada, así como la fotografía y los escasos diálogos que juegan al escondite con el espectador. Pero es una película demasiado festivalera, poco recomendable para el público que busque un cierto ritmo y conexión con los personajes.

- Anuncio -

Es de agradecer que el director y guionista Jeremy Saulnier intente hacer una película de acción sin acción apoyándose en los personajes. Los actores están a la altura del riesgo y la película es tan correcta como lenta, tan minimalista y exigente como le gusta a buena parte de la crítica que va en avalancha a todo tipo de festivales.

Sinopsis: Dwight es un vagabundo de vida tranquila, un treintañero sin techo que vive en su coche, un destartalado Pontiac azul. Deambula por la ciudad y sobrevive recogiendo botellas en la playa, hasta que un día su rutina se trastorna al enterarse de una terrible noticia. Esto le lleva a tomar una decisión descabellada y a volver a la casa de su infancia para llevar a cabo una extraña venganza.

Ficha Técnica

  • Fotografía y montaje: Jeremy Saulnier
  • Música: Brooke Blair, Will Blair
  • Duración: 92 min.
  • Distribuidora: Festival
  • Público adecuado: +18 años (VX)
  • Estreno España: 31 de octubre de 2013
Blue Ruin, EE.UU, 2013,
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año