Inicio Críticas películas Brothers (Hermanos)

Brothers (Hermanos)

Una película notable en el sen­tido más estricto del término; es decir, bue­na pero sin llegar nunca a ser sobresalien­te

Brothers (Hermanos), 2009

Brothers (Hermanos) | Guerra: heridas de cuerpo, heridas de alma

La danesa Susanne Bier dirigió Brødre (Her­manos), un drama escrito por ella y Tho­mas Anders Jensen sobre dos hermanos muy diferentes: el mayor, un responsable soldado casado con su guapísima novia del instituto y padre de dos hijas pequeñas; el menor, un tipo ingenioso y atractivo con una vida caótica. La participación del herma­no mayor en la guerra de Afganistán cam­biará la vida de toda la familia.

La historia llamó la atención al veterano pro­ductor Sigurjon Sighvatsson (Corazón sal­vaje, K-19: The Widowmaker, El peso del agua), que quiso hacer un remake americano tan sólo 6 años después del estreno de la película, presentada en 2004 en el Festi­val de San Sebastián. Le pidió a David Be­nioff (Cometas en el cielo, Troya) que adapta­ra la cinta y, una vez reescrito el guión, le ofreció dirigir la película a Jim Sheridan (Du­blín, 1949), un veterano y prestigioso ci­neasta experto en abordar las relaciones fa­miliares en la gran pantalla.

El resultado es una película notable en el sen­tido más estricto del término; es decir, bue­na pero sin llegar nunca a ser sobresalien­te. En su contra, el argumento no se apar­ta apenas del original y la realización es excesivamente plana (con una alternancia de las tramas algo aburrida). A su favor, la historia -como la original- tiene una fuer­za y un interés humano indudables y la pe­lícula cuenta con unas interpretaciones mag­níficas -como en la original, al nivel de ex­celencia de Ulrich Thomsen, Connie Niel­sen y Nikolaj Lie Kaas-. Tanto Maguire como Gyllenhaal, y sobre todo Port­man, están perfectos, dominando cada uno un buen número de registros (el guión los arro­ja a una montaña rusa sentimental na­da fácil de interpretar sin resultar forzados). Al trío protagonista le acompañan unos secundarios muy correctos, unos perso­najes infantiles deliciosos (Sheridan ya de­mostró su buena mano para dirigir a niños en In America) y una adecuadísima y bri­llante partitura de Thomas Newman. La fo­tografía de Elmes, un colaborador de gen­te como Jarmusch (Broken flowers), So­londz (Storytelling), Nair (El buen nombre) y Ang Lee (La tormenta de hielo, Cabalga con el diablo, Hulk), es igualmente adecuada.

En definitiva, sin ser ni mucho menos la me­jor película del realizador irlandés, Bro­thers (Hermanos) es una obra cuidada que aborda las terri­bles consecuencias de la guerra con un po­deroso y sereno dramatismo. De la mezcla de estos dos adjetivos le viene, precisamen­te, la eficacia.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Brothers, 2009)
  • Fotografía: Frederick Elmes
  • Montaje: Jay Cassidy
  • Música: Thomas Newman
  • Duración: 110 min.
  • Público adecuado: Jóvenes-adultos
  • Distribuidora: Universal
  • Estreno en España: 19.03.2010
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete
Reseña
s
Periodista. Editora de Conversaciones con
Salir de la versión móvil