Cabalga con el diablo

Una vigorosa incursión en el Oeste de uno de los mayores maestros de la estética visual que ha dado el cine contemporáneo

Cabalga con el diablo (1999), de Ang Lee
Cabalga con el diablo (1999), de Ang Lee

Cabalga con el diablo: Cabalgando con el Oscar

Cosas del marketing. Llega ahora a las pantallas españolas una excelente película que Ang Lee  realizó un año antes de la oscarizada Tigre & Dragón. En cualquier caso, bienvenida sea esta vigorosa incursión en el Oeste de uno de los mayores maestros de la estética visual que ha dado el cine contemporáneo.

Para entrar en el género, Lee ha elegido una senda escarpada: la Guerra de Secesión en los Estados Unidos. Un grupo de jóvenes caballeros sureños, los bushwhakers, luchan contra el invasor nordista en una romántica guerrilla. El motivo central por el que arriesgan sus vidas es tan inevitable como absurdo, un suerte de sino asumido con elegancia: el Norte representa el progreso, la muerte de un estilo de vida; los mismos sureños saben que no pueden evitar la decadencia, incluso intuyen lo absurdo e injusto de situaciones como el esclavismo, pero forman parte de ello y deben defenderlo hasta la muerte. De esta tragedia nacen espléndidas escenas al más puro estilo Ang Lee -los campos de Misuri mecidos por el viento, las trepidantes cargas de caballería, los exquisitos modales de los bushwhakers incluso en los más inmundos de sus escondrijos…-, pero también surge una espléndida recreación de la amistad: el punto de vista se va centrando poco a poco en dos personajes, un alemán y un negro, que luchan en una causa, la del Sur, en la que su único vínculo es su compromiso fraternal no con causas nacionales, sino con personas concretas.

Si a esto le restamos algunos bajones de ritmo y le sumamos unas excelentes interpretaciones, resulta una película más que interesante que podemos ver en España casi por casualidad. Cosas del marketing.


Cabalga con el diablo (2001):

País: EE.UU Dirección: Ang Lee Guión: James Schamus Fotografía: Frederick Elmes Montaje: Tim Squyres Música: Mychael Danna Intérpretes: Skeet Ulrich, Tobey Maguire, Jewel, Jeffrey Wright, Simon Baker