Caballeros, princesas y otras bestias: Los estertores de Shrek

Caballeros, princesas y otras bestias | Edad Media. Tadeo y Fabio son dos príncipes antagónicos. Un día la prometida de Fabio es secuestrada por el malvado Leezar, que pretende engendrar de ella un dragón… (sí, han leído bien), la noche en que confluyan en el cielo dos lunas. Los dos hermanos acudirán al rescate. Así arranca Caballeros, princesas y otras bestias.

«Es como si un colegial químicamhente alterado viese un puñado de películas de Judd Apatow y decidiese rehacer La princesa prometida«. No se puede decir mejor. Son palabras de una de las críticas más importantes de Estados Unidos.

La estupidez puede ser graciosa pero tiene que ser coherente. Aquí no hay estructura, ni originalidad, ni ritmo. Hay actrices maravillosas y un presupuestazo de 50 millones de dólares (en Estados Unidos apenas ingresó 20) tirado a la basura.

Lo mejor: El esfuerzo de Portman en hacer algo.

Lo peor: La poca gracia y el tono chusco del conjunto.

Sinopsis: Thadeous se ha pasado la vida viendo cómo Fabious, su perfecto hermano mayor, se ha embarcado en tremendas confrontaciones y se ha hecho con el corazón de su pueblo. Pero cuando Belladona, la prometida de Fabious, es secuestrada por el malvado brujo Leezar, el rey da un ultimátum a su hijo menor y le obliga a rescatarla.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Tim Orr
  • Montaje: Craig Alpert
  • Música: Steve Jablonsky
  • País: Estados Unidos
  • Duración: 102 minutos
  • Distribuidora: Universal
  • Publico adecuado: +16 años (erotismo, lenguaje crudo)
  • Estreno: 1 de julio de 2011

Caballeros, princesas y otras bestias (Your Highness)

Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete