Café de noche: Una comedia after hours

Café de noche | Metzstein y Lothian habían trabajado juntos en el documental Name of this film is Dogme 95. Saul Metzstein, teniendo a la vista el decálogo Dogma y esa estupenda película llamada Italiano para principiantes dirige su primer largo de ficción con declarada ventaja de haber aprendido de los errores ajenos, al trabajar con otros directores. Café de noche se rodó en seis semanas, con el concurso del responsable de la fotografía de Billy Elliot.

Una cafetería es el punto de encuentro para cuatro trabajadores con turno de noche. Ante una taza de café pasan el tiempo quejándose de la vida que tienen, o mejor dicho de la que les gustaría tener. Unidos por su vida nocturna el tiempo pasa ante ellos con una única distracción: las conquistas amorosas de Vicent, que engrosan una larga lista. Son personajes insignificantes que se dejan llevar por un mundo demasiado grande para atreverse a pilotarlo.

Las dimensiones del set realzan el contraste metafórico entre la pequeñez de los personajes y los grandes espacios que los rodean. Hay química entre los intérpretes, un elemento imprescindible en una película de diálogo banal que, en ocasiones, recurre a la excentricidad. La amistad, el miedo, la soledad son la columna vertebral de una película de arranque pesadito que evoluciona a mejor.

Ficha Técnica

  • Director de fotografía: Brian Tufano B.S.C.
  • Musica: Alex Heffes
  • País: Reino Unido/Alemania
  • Distribuidora: Alta Films
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año