Cartas a Dios: Vida, muerte, enfermedad, sentido

Cartas a Dios | El escritor francés Eric-Emmanuel Schmitt después de escribir el guión de El señor Ibrahim y las flores del Corán, escribió y dirigió Odette, una comedia sobre la felicidad, y ahora vuelve a ponerse detrás de la cámara adaptando una obra de teatro suya, Óscar y la dama rosa, que en la traducción actual se presta a confusión, pues es el mismo título de una película norteamericana que trata del mismo tema. Schmitt vuelve a abordar con seriedad sus grandes temas, el sentido de la vida, Dios y el sufrimiento.

Oscar es un niño de diez años con un cáncer terminal a quien ni sus padres ni sus médicos se han atrevido a decirle que le queda poco tiempo. Un día se entera de la gravedad de su estado y reacciona contra los adultos, se encierra en sí mismo y sólo quiere hablar con la señora de rosa, una desconocida y antipática mujer que el niño ha conocido casualmente.

Se agradece la capacidad de hacer sonreír con una historia que debería hacer llorar. Schmitt recurre a un toque imaginativo y mágico, como hiciera en Odette, pero en ningún momento cae en la farsa ni deja de tomar en serio los temas que aborda.

Lo mejor: El tono.

Lo peor: la factura no es muy allá.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Virginie Saint-Martin
  • Montaje: Philippe Bourgueil
  • Música: Michel Legrand  
  • País: Francia
  • Año: 2009
  • Duración: 105 min.
  • Público adecuado: +16 años
  • Distribuidora: Karma
  • Estreno en España: 15 abril 2011

Oscar et la dame rose

Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.