Cartas desde la guerra: Mil palabras valen más…

· Cartas desde la guerra | El efecto es sorprendente, la imagen y el sonido son dos mundos diferentes, complementarios, que muestran la evolución espiritual del protagonista.

La película recrea la novela homónima de Antonio Lobo, compuesta por una serie de cartas escritas por un médico a su mujer, mientras está en Angola, en plena guerra colonial, en los años 1971-1973.

El director y guionista Ivo Ferreira ha realizado una apuesta atrevida, las cartas del doctor son leídas por una voz femenina -su esposa-, quien las pronuncia con el tono y sentimiento adecuado, como destinataria de esas palabras, la mayoría de un lirismo desbordante; las imágenes -gran fotografía en blanco y negro- son las del médico y sus compañeros soldados, en Angola.

El efecto es sorprendente, la imagen y el sonido son dos mundos diferentes, complementarios, que muestran la evolución espiritual del protagonista, su cambio de percepción de la realidad que le tocó vivir, y su soledad y añoranza de su mujer, cada vez más agudizadas.

Bella y poética, solo cabe lamentar que en Cartas de la guerra las imágenes sean poco imaginativas y su sistemática repetición, finalmente, aporte poco y desmerezca ante la fuerza de las palabras.

Ficha Técnica

  • Fotografía: João Ribeiro
  • Montaje: Sandro Aguilar
  • Música: António Pedro
  • Duración: 105 min.
  • Público adecuado: +16 años (V-S-)
  • Distribuidora: Golem
  • Portugal (Cartas da Guerra), 2016
  • Estreno: 16.6.2017
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Historiador y filólogo. Miembro del Círculo de Escritores Cinematográficos. Ha estudiado las relaciones entre cine y literatura. Es autor de “Introducción a Shakespeare a través del cine” y coautor de una decena de libros sobre cine.