Casa de arena y niebla: Todo sobre mi bungalow

Casa de arena y niebla | Una casa, un simple bungalow en California, enfrenta hasta límites increíbles a dos buenas personas. Kathy Nicolo (Jennifer Connelly), una joven desquiciada por su divorcio, ha descuidado el pago de sus impuestos y las autoridades locales la expropian y subastan su casa. El comprador resulta ser un viejo coronel del ejército del difunto Sha de Persia (Ben Kingsley La lista de Schindler), emigrado, con su familia, a Estados Unidos. Para ella la casa significa el último resquicio de su mundo, para él la consecución del sueño americano, por el que lleva luchando desde que la revolución iraní le expulsó de su país.

La opera prima del ucraniano Vadim Perelman adapta para la pantalla una interesante novela de André Dubus III. La película es dura y aborda temas tan serios como la familia, la emigración, los prejuicios religiosos o racistas, y un largo etcétera. Pero del resultado final dan cuenta las nominaciones al Oscar: al mejor actor, siempre excelente Kingsley; a la actriz de reparto, una desconocida Aghdashloo; y a la banda sonora. Y eso significa que el director, pese a un loable esfuerzo, no ha dado en el blanco. La película se puede admirar por partes pero no despierta el interés de la audiencia. El artificioso final se le va de las manos.

- Anuncio -

Ficha Técnica

  • Fotografía: Roger Deakins, David Stockton
  • Montaje: Lisa Zeno Churgin, Dana E. Glauberman
  • Música: James Horner
  • País: EE.UU.
  • Distribuidora: Filmax
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor