Casi famosos: El rock detrás del telón

Casi Famosos es una película nostálgica. La nostalgia autobiográfica del director y guionista, Cameron Crowe (Palm Springs, California.1957), que en los primeros setenta vivió algo bastante parecido a lo que se cuenta en la pantalla. El protagonista, William, es un quinceañero hijo de una profesora de universidad viuda. El chico, muy apegado a su madre (portentosa Frances McDormand, again), descubre la música rock a través de la colección de discos que le deja su hermana, que recién cumplidos los 18 abandona el hogar para vivir su vida.

William, seducido por Lef Zeppellin and company, logra introducirse como periodista acreditado por la mítica revista Rolling Stone en el mundo del rock, personificado en un grupo que se abre paso hacia la fama. Crowe adopta el punto de vista del chaval para ofrecernos una historia amable que pivota sobre la ingenuidad perpleja del quinceañero, que va descubriendo las vueltas y revueltas de un mundillo paradójico. El reto para el chaval consistirá en escribir un reportaje, en el que su condición de periodista no se vea eclipsada por el entusiasmo del fan. El guión de Crowe tiene ritmo e inteligencia, estableciendo una red de personajes que van evolucionando al contacto con los efectos de la fama y el dinero. Casi Famosos resulta, en este sentido, bastante instructiva a la hora de retratar el ambientillo musical rockero de los 70, un mix con presencia del idealismo y la protesta, del sexo sin compromiso, de las juergas pobladas de groupies complacientes y liberadas, de las rencillas y miserias de unos dioses con pies de barro.

La construcción del personaje de McDormand es una lección de cómo meter credibilidad a un personaje, ese encanto de madre que cada vez que llama por teléfono a su niño logra que la película se agigante. Ese conflicto es -con mucho- lo más valioso de esta película que brilla en las magníficas interpretaciones, la buena música, el buen trabajo fotográfico de Toll (Braveheart, La Delgada Linea Roja) y una sabia temperatura emocional racionada en algunas secuencias muy eficaces. Casi Famosos, después de triunfar en los BAFTA británicos, opta al Oscar a la mejor actriz secundaria por partida doble (McDormand y Hudson), al mejor guión original y al mejor montaje.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Almost Famous, 2000)
  • Fotografía: John Toll
  • Música: Nancy Wilson

 

Reseña Panorama
s
Alberto Fijo
Profesor universitario de Narrativa Audiovisual, Historia del Cine y Apreciar la belleza. Escritor