Centurión: Una de romanos entretenida

Año 117 de nuestra era. El centurión Quintus Dias lidera a los pocos supervivientes de una legión que ha quedado mermada por una brutal acometida de los bretones. Inmersos en una cruenta persecución, tratarán de cruzar la frontera de Britania para salvar sus vidas de la ira de la implacable amazona Etain (Olga Kurylenko).

Aunque el guión es bastante flojo y los personajes no dan de sí todo lo que podrían, Neil Marshall (Doomsday, Dog Soldiers) logra entretener con este filme formalmente impecable, con una hermosa fotografía, un ritmo narrativo trepidante y unas interpretaciones más que correctas.

La cuestión es que el director británico parece preferir la sangre y la acción a la hondura de los personajes y la historia, y es una pena, porque, de no ser así, no distaría tanto de la inolvidable Gladiator, y no sería un producto si te vi no me acuerdo.

La falta de consistencia de los personajes se hace especialmente llamativa en el protagonista, cuyo estoicismo quiere parecer heroico, pero resulta falto de motivaciones y poco creíble. Y el “soy un soldado de Roma, nunca me rendiré” no tiene demasiada fuerza, la verdad.

La historia no va más allá de una persecución a lo El fugitivo, pero con sandalias y espadas, y se quedan por el camino los esbozos de otras historias paralelas que habrían resultado interesantes para dar mayor consistencia al guión.

La tensión narrativa está bien lograda y también la recreación histórica y los fabulosos paisajes de la invernal Britania.


La ambientación y la fotografía.

El guión.

Ficha Técnica

  • Reino Unido (Centurion, 2010)
  • Sam McCurdy
  • Chris Gill
  • Ilan Eshkeri
  • Aurum
  • 97 minutos
  • Mayores de 16 años (Violencia)