Chevalier: Pues yo más

· Chevalier | Athina Rachel Tsangari se ensaña con mordacidad con seis hombres a los que introduce en un lujoso yate en medio del mar Egeo.

La directora de Attenberg, y productora de Antes del anochecer y Canino, es especialista en crear micromundos donde experimenta con sus personajes como si fuera un entomólogo. En este caso, se ensaña con mordacidad con seis hombres a los que introduce en un lujoso yate en medio del mar Egeo.

Ser rico debe ser aburrido. Pescar, comer a mesa puesta con camareros muy dignos, competir por cosas ridículas. Hay que matar el tiempo y la tripulación decide jugar a un juego. El que gane será el mejor hombre y portará un anillo.

Chevalier es una comedia griega llena de humor negro y autocrítica, una reducción al absurdo de la vanidad masculina vista por una mirada femenina burlona, para reflexión de hombres y terapia de mujeres (quienes más reían en la sala de cine). Con un punto de vista original y un final lúcido, pero que se estira en demasía y acaba resultando redundante -y un poco «jaimito»- mediada la película.

Sinopsis

En medio del mar Egeo, un grupo de hombres se encuentra en pleno viaje de pesca, en un lujoso yate, para llevar a cabo un juego. Durante este juego se irán comparando varias cosas, que serán medidas. Las canciones serán fulminadas, y la sangre analizada. Los amigos llegarán a convertirse en rivales. Pero al final del día, cuando todo termine, el hombre que gane será «el mejor hombre». Y podrá llevar en su dedo meñique el anillo de la victoria.

Ficha Técnica

  • Fotografía: Christos Karamanis
  • Montaje: Ben Tolentino
  • Música: Aska Matsumiya, Alberto Bof, Francis De Veyra
  • Duración: 99 min.
  • Público adecuado: +18 años (XD)
  • Distribuidora: Noucinemart
  • Grecia, 2015
  • Estreno: 18.11.2016
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año
Reseña
s
Periodista. Máster en Guion, Narrativa y Creatividad Audiovisual por la Universidad de Sevilla