Cinturón rojo: El reverso de la moneda

El título y el cartel de la nueva película del guionista y director norteamericano David Mamet (El caso Winslow, State & Main) pueden ciertamente conducir a un error comprensible: si Cinturón rojo tiene como telón de fondo las artes marciales mixtas -concretamente el jiu-jitsu- el trasunto de la película es bien distinto. Mamet se aleja de las peleas del ring para contar la historia de un hombre sencillo, de moral inquebrantable. Chiwetel Ejiofor (Hijos de los hombres, American Gangster) es el encargado de dar vida a Mike Terry, un entrenador de jiu-jitsu que ha introducido un peculiar sistema en sus enseñanzas sobre estas artes.

En muchos sentidos podríamos decir que Cinturón rojo  es el reverso de la moneda de Casa de juegos, ópera prima de Mamet dirigida en 1988. El Mike de aquella película era un canalla incorregible, mientras que el de ésta es un hombre recto empeñado en no salirse del buen camino bajo ningún concepto. No obstante, Cinturón rojo está muy lejos de poseer la frescura y condensación de su primer filme. Es como si el cineasta hubiera vuelto a tomar el mismo ardid bajo un nuevo prisma más optimista e, incluso, idealista. Pero las líneas narrativas no se corresponden y su último largometraje aparece más deslavazado e inconexo. En el arranque se abren varias líneas argumentales, aparentemente desvinculadas pero que se irán fusionando a medida que los acontecimientos se ciernan sobre el protagonista. Aunque la dosificación de la información es correcta, la inclusión de la historia de la abogada no parece encajar en el puzzle y parece más un recurso forzado para hacer que todo el engranaje se ponga en marcha.

Ejiofor se desenvuelve extraordinariamente bien en su papel de hombre vapuleado por las miserias de la vida pero no logra suplir las carencias de un cierre demasiado repentino y melodramático. La capacidad de Mamet para construir personajes complejos y profundos se pierde en algunos de los caracteres secundarios, y esa pérdida evidencia ciertos problemas de guión. Con todo, Cinturón rojo tiene momentos ciertamente interesantes y David Mamet sigue sabiendo detener su mirada en el drama humano.

Ficha Técnica

  • País: EE.UU. (Redbelt, 2008)
  • Robert Elswit
  • Barbara Tulliver
  • Stephen Endelman
  • 99 minutos
Suscríbete a la revista FilaSiete por sólo 32€ al año