Con derecho a roce: A la tercera, ¿irá a la vencida?

Con derecho a roce: Mila Kunis y Justin Timberlake interpretan una comedia romántica que empieza bien pero acaba descarrilando como las clónicas y precedentes Amor y otras drogas y Sin compromiso.

Un atractivo editor y una guapa cazatalentos deciden iniciar una relación física con la condición de no enamorarse. Reconozco que mi interés hacia este argumento es nulo, entre otras cosas porque es la tercera película en un año que, prácticamente, comparte sinopsis (en concreto con Amor y otras drogas y Sin compromiso). Como cualquier espectador, en cuanto empieza la película sé como se desarrolla y como va a terminar.

La pena es que Mila Kunis y Justin Timberlake demuestran, en la primera media hora de la película, que son capaces de interpretar una buena comedia romántica. Hay química y dominio de la contrarréplica (dos cosas fundamentales en este género), hay alguna situación ingeniosa. Pero, eso, sólo durante los 30 primeros minutos. Después, la película vuelve a los trillados raíles de la comedia desinhibida y soez made in Apatow y todo se vuelve previsible, rutinario. Y Kunis y Timberlake dejan de actuar. Ya no hace falta. Basta con tirar de manual.

La primera media hora.

El resto.

Ficha Técnica

  • Michael Grady
  • Tia Nolan
  • Sony
  • 108 minutos
  • Mayores de 18 años (temática y tratamiento, sexo crudo, lenguaje crudo)
Suscríbete al newsletter semanal de FilaSiete